¡Comparte en tus redes!

¿Circuncidar o no circuncidar? ¡He ahí la cuestión!

circunsicionLa pregunta ha estado en el aire por años. Incluso la ciencia ha tratado de resolver el misterio evaluando los pros y contras de retirar el prepucio, pero no estamos cerca de dar con una respuesta definitiva.

La verdad es que se han hecho muchos estudios al respecto, y los resultados no podrían ser más contradictorios. Mientras algunos aseguran que la circuncisión afecta la vida sexual, otros tantos afirman que no hay diferencia en el rendimiento sexual entre quienes tienen prepucio y a quienes les fue retirado.

Específicamente, el Diario de Urología publicó un estudio en el que se encuestó a 62 hombres circuncidados y no circuncidados, de entre 18 a 37 años, para evaluar su de desempeño sexual. Los resultados contradicen la creencia popular y lo que otras investigaciones habían dado por hecho, pues los participantes aseguraron que no tuvieron problemas para llegar al orgasmo, sentir deseo sexual y terminar satisfechos.

Cabe señalar que el año pasado se dio a conocer una investigación turca que sugería que quienes se someten a la circuncisión tardan hasta 20 segundos más, en promedio, para alcanzar el orgasmo. Esto se debe, según los científicos, a que al retirar el prepucio el pene pierde sensibilidad.

Pero ahí no acaban las afectaciones a la vida sexual. Un estudio danés encontró que las mujeres con parejas circuncidadas reportan más problemas para alcanzar el orgasmo. Según los sexólogos, esto se debe a que el roce del prepucio con la vagina facilita el experimentar placer mediante la penetración. ¿Será?

Sin embargo, existen algunos puntos en los que diversos estudios han coincidido, como el hecho de que quienes se sometieron a una circuncisión son menos propensos a padecer cáncer de pene y próstata. Esto se debe a que el prepucio puede ocultar inflamaciones e infecciones de transmisión sexual (ITS) que contribuyen al crecimiento de tumores, como el Virus del Papiloma Humano.

Al final del día, parece que el efecto de la circuncisión varía de hombre a hombre, por lo que sólo nos queda preguntar: ¿cómo lo prefieres, con prepucio o sin prepucio?