¡Comparte en tus redes!

Éntrale al cibersexo sin miedo

cibersexoLa tecnología se ha convertido en un elemento indispensable en diferentes aspectos de nuestras vidas, y el ámbito sexual no podía ser la excepción.

Mientras que hace años el teléfono permitió a las parejas mantener encendida la llama de la pasión cuando no podían estar juntas, hoy internet nos ha llevado a otro nivel con el cibersexo. Sólo necesitas una buena conexión y una webcam para disfrutar de una excitante sesión erótica.

Desde luego, esta práctica sexual tiene sus ventajas y desventajas. Te sugerimos que las consideres antes de prender la cámara:

Ventajas

  • No puedes contraer ninguna infección de transmisión sexual, ni corres el riesgo de quedar embarazada
  • Puedes explorar tus fantasías
  • Te ayuda a ejercitar tu creatividad y mejorar en el dirty talk
  • Acorta la distancia que te separa de tu pareja
  • Si no tienes pareja, puedes pasarla bien sin correr riesgos, ya que es totalmente anónimo.

Desventajas

  • Corres el riesgo de que te graben y acabas en todos los portales porno.
  • No hay interacción física y directa con otra persona

Si ésta es la primera vez que tienes cibersexo, no te preocupes, aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a disfrutarlo sin preocupación:

  • Confianza. Aunque es cierto que muchas personas del cibersexo anónimo, te sugerimos que de momento sólo lo tengas con gente que conoces perfectamente y en quienes confías ciegamente. Sólo así podrás estar segura de que no te grabarán. Si no estás del todo segura, puedes comenzar mostrando sólo tu cuerpo, y escondiendo tu rostro.
  • Actitud. Actúa como si tu pareja estuviera a tu lado y haz las cosas que sabes que él disfrutaría. Desvístete lentamente frente a la pantalla y recurre a esos movimientos sensuales que dominas.
  • Dirty Talk. Como tu pareja no está físicamente en la misma habitación, la única herramienta que tienes para decirle lo que deseas es el lenguaje. Tendrás que describirle claramente qué es lo que te gustaría que te hiciera y que quisieras hacerle. Si no sabes por dónde empezar, recurre a esas fantasías que no has cumplido.
  • Conoce tu cuerpo. Aunque será él quien te guíe, la única responsable de que llegues al orgasmo serás tú. Debes conocer tu cuerpo a detalle para saber dónde y cómo te gusta que te toquen. No dudes en describirle lo que estás sintiendo.
  • Juguetes. Si quieres darles mayor intensidad a tus sesiones de cibersexo puedes emplear algunos juguetes sexuales.

En el cibersexo, como en cualquier otra práctica sexual, lo más importante es que respetes tus límites y nunca hagas nada con lo que no te sientas cómoda.