¡Comparte en tus redes!

Alessia Di Bari

5 cosas que no debes de decir en la cama

Algo que siempre me ha llamado la atención es el poco –y en ocasiones nulo- tacto que podemos tener las personas después de un encuentro sexual; particularmente si dicho encuentro, es el primero o el único que planeamos tener con el o la susodicha en cuestión.

Las frases que les voy a dejar son mi propio top 5 de todas las que he escuchado, que a mí me parecen las más importantes a evitar después de estar con alguien.

 

  1. ¡Eres casi tan buena (o) como mi Ex!

¡No, por favor! En general, a nadie nos gustan las comparaciones y menos cuando en el comparativo salimos perdiendo. Si no tenemos nada bueno y/o agradable que decir de nuestra pareja sexual en turno, mejor no decirle nada. No tenemos por qué mentirle y decirle que es el/la mejor de nuestra vida –si no lo sentimos-, pero tampoco tenemos porque hacerle pedacitos la autoestima.

  1. ¡Ahora sé por qué te dejó!

La primera vez que escuché esta frase, lo primero que pensé fue: ¿pero qué necesidad? . Si no te gustó el encuentro, si sentiste que algo no funcionó del todo bien o de plano, la persona con las que estás te cayó terrible… es mejor platicar las cosas que no funcionaron, decirles qué es eso que te molestó y/o lastimó, que contra atacar de esta forma.

  1. ¡Quiero tener un bebé contigo!

Esta la puse, porque –aunque a mí no me parece terrible- a la mayoría de mis pacientes sí. Por lo tanto, la excepción de la regla soy yo… en mi experiencia profesional, a la mayoría de la gente –hombres y mujeres- escuchar una frase como esta, después de una one night stand lo único que le da ganas de hacer es de ¡correr!

  1. Odio mis piernas (pechos, abdomen, manos, pies, nalgas, etc)

Esta es particularmente femenina . Muchas mujeres nos quejamos y criticamos nuestro cuerpo sin parar ¡TODO el día! Para la persona que está con nosotras es muy molesto, porque si a él o a ella le gusté, es obvio que le gusté así como estoy… por ejemplo, yo estoy entrada en kilos y por lo tanto, no tengo el cuerpo más atlético y las carnes no están tan firmes como me gustaría ¡sería ridículo pensar que la persona que me conoce en un bar y se va a la cama conmigo, en cuanto me denude espere una mujer 90-60-90 sin celulitis y con todo en su lugar!

No importa que sea eso de ti que no te gusta, al momento de quitarte la ropa deja ahí tus prejuicios y agobios físicos y emocionales… ¡disfruta lo más que puedas! Cuando te vuelvas a vestir, si quieres, te vuelves a poner todo lo que traías encima; se vale deshacerte un ratito de todas tus quejas y juicios hacia tí misma(o).

  1. ¿Es por eso que te llaman FLASH?

Esta, de verdad, no la digan. Qué manera de lastimar de a gratis a alguien más. Entiendo que te puedes sentir frustrada porque eyaculó muy pronto y tal vez no te dio tiempo a ti o ni siquiera se preocupó por ti… pero igual no son maneras de solucionar las cosas. Violencia sólo genera más violencia y de cualquiera manera, no resuelve el problema.

No por hacerlo sentir mal, tu te vas a sentir mejor o va a llegar ese orgasmo que estabas esperando sentir.

En vez de herir a la otra persona, mejor enséñale, dile qué te gusta. Muéstrale qué puede hacer para ayudarte a sentirte a gusto y satisfecha. Un encuentro sexual no se termina por llegó la eyaculación antes de lo deseado, hay mil y un formas de seguir la fiesta… por eso bien dicen que “cuando la fuerza mengua, para eso está la lengua”.

 

Con estas frases, lo único que intento hacer es que nos cuestionemos un poquito más, que observemos qué nos pasa, para qué contestamos algo como esto. La idea no es castigarnos y lamentarnos, sino aprender y hacer algo diferente que nos favorezca a todos, porque no importa si sólo pensamos estar una noche o toda la vida con esa persona, todos merecemos un trato digno.

Alessia Di Bari