¡Comparte en tus redes!

5 señales de que estás en una relación complicada

Una relación de pareja la podemos definir como una montaña rusa; tienen diferentes etapas, y en cada una de ellas las emociones que despiertan en ti son diferentes. Subidas, bajadas, caídas libres. Es perfectamente normal que pasen por rachas buenas (subidas), malas (bajadas) y problemas(caída libre), el problema viene cuando todo el momento estás en declive.

Captura de pantalla 2017-07-26 a las 4.12.07 p.m.

Y se convierte en una relación tóxica, dañina, que no te deja avanzar al contrario te ata a estar con alguien que ya no amas como al principio pero que no quieres soltar por miedo a estar sola.

"Nos merecemos algo mejor que seguir juntos, solo porque tenemos miedo a ser destruidos si nos separamos" - Elizabeth Gilbert.

¿Estás en una relación positiva? ¿ Tú relación es sana? ¿Qué tanto tiempo te ves con tu pareja?

Descubre las señales que te están gritando que NO estás en una relación Sana.

1.-  No le cuentas todo a tu pareja

¿Te paso algo súper interesante en el trabajo, o en la escuela pero prefieres no comentarle? ¡Aguas!, el evitar compartirle a tu pareja como va tu día a día por miedo a que te juzgue o que te comience a atacar, es señal de que algo no anda bien.

La comunicación es la base de TODA relación, si no la tienes ¡ tenemos problemas Houston!

2.-  Tiro por viaje te cela

Los celos son lindos, pero cuando se vuelven enfermizos se pone peligroso el asunto. Si por cualquier cosa que hagas, o le hables a quien sea y tu chavo se pone loco. Debes de reconsiderar la relación ¿Para que vas a estar con alguien que desconfía de ti en cada momento de la vida?

3.- Críticas constantes

Si nada de lo que haces le embona. Lo que te pones, como actúas, como te comportas nunca lo tiene satisfecho, y recibes a cambio comentarios negativos ¡estás en una relación destructiva!

4.- No te reconoces a ti misma

Te ha pasado que te observas al espejo, y verdaderamente no te reconoces?  Ya no sabes quién es la persona que está del otro lado del espejo y que te regresa la mirada.. Llega un punto en el que estamos tan inmersas en esta relación dañina que no sabemos dónde quedó nuestra esencia, de repente eres esta persona hostil y agresiva que ya no recuerda cómo sonreír.

Sigue tus ideales y no permitas que nadie, los cambie.

5.-  Agresiones físicas

Tristemente, cada vez es más común este tipo de problemáticas en los jóvenes. Cuando te levanta la mano, y te pide perdón por que según fue tu culpa el ponerlo de malas o sacarlo de sus casillas.

Poco a poco, deja de pedir disculpas y se convierte en una situación "normal".

Ten mucho cuidado, no caigas en este tipo de juegos. Nadie te debe poner una mano encima, las personas nunca cambian y si lo hace ahorita que son novios ¿qué te puedes esperar?

Existen diferentes tipos de agresores:

  • Pasivo: Suele agredir psicológicamente con chantajes, críticas negativas sin llegar a los golpes
  • Explosivo: Es muy poco tolerante, por cualquier cosita se enchila y comienza a levantar la voz , groserías y en ocasiones la fuerza física
  • Aislado: Aplica la "ley del hielo" evadiendo a su pareja, no haciéndole caso y menos preciándola

Sobre protector: Suelen ser los celosos, que cree hacer el bien cuando en realidad limita tú  libertad de poder decidir lo que está bien y mal

¿Qué puedo hacer?

Si te identificaste con alguno de los puntos anteriores, toma cartas en el asunto aléjate, termina la relación y dirígete con las autoridades correspondientes. puedes acudir al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), llamando al 5262 14 90, así como al Centro de Apoyo Socio Jurídico a Víctimas de Delito Violento (ADEVI) o al Centro de Atención de Riesgos Victímales y Adicciones (CARIVA) al teléfono 53 45 55 98, donde la atención telefónica se da las 24 horas del día, los 365 días del año.

Notas relacionadas

Cómo explicarle a mis papás que mi [email protected] me acosa. Aquí

Es tu primer trabajo y tu jefa te acosa, ¿qué hacer?. Aquí

Experimento social: Buena reacción de mexicanos ante un acosador. Aquí