¡Comparte en tus redes!

5 tips para disfrutar de Bangkok

Ximena CassabEntre los destinos del sureste asiático, Tailandia está en el top 5 de los mejores países para visitar, y su capital es sin duda un must para quienes se dirijan hacia esos rumbos. Pero, con sus más de ocho millones de habitantes, la ciudad de Bangkok se puede volver bastante complicada. Por eso, presento cinco recomendaciones a tomar en cuenta para disfrutar de esta ciudad:

  1. Prepárate para el tráfico. Uno podría pensar que tras vivir en la Ciudad de México se está listo para enfrentar cualquier tipo de tráfico. Sin embargo, Bangkok pondrá a prueba tu capacidad de paciencia. A diferencia de lo que estamos acostumbrados, allá parece que todo el día es hora pico. Apenas hay unas cuantas horas en la madrugada donde las calles se liberan.
    Los taxistas conocen su tráfico y en muchas ocasiones preferirán no llevarte, o incluso te pedirán que te bajes a mitad del trayecto. Ten esto en mente para no hacer corajes. Lo mejor es no desesperarse y simplemente disfrutar del espectáculo.
  1. Muévete en tuctuc. Relacionado con el primer punto, la mejor manera de moverte es en metro o tuctuc (una especie de moto taxi). Al ser más pequeños que un auto y con las habilidades de sus choferes, será más fácil esquivar zonas apretadas.
  2. Si está hervido lo puedes comer. La comida tailandesa está, en mi consideración, entre las mejores en el mundo. Por donde camines te encontrarás con puestos de comida callejera que rápido te harán agua la boca. Comer en la calle siempre implica cierto riesgo por cuestiones de higiene. Por eso, si te vas a aventurar a probar algo, asegúrate de que sea frito o hervido, ya que el calor habrá matado cualquier bacteria.
  3. No caigas en engaños. Una de las principales atracciones de la ciudad es el Palacio Real, y realmente vale mucho la pena visitarlo. Pero ten cuidado, en las inmediaciones del lugar te encontrarás con personas que te dicen que lamentablemente el palacio está cerrado en ese día y no hay acceso al público. Pero, ya que no puedes visitarlo, te invitan a ir con ellos al mercado más cercano para ver (y comprar) las artesanías creadas por los locales.
    Las taquilla del palacio es pequeña y no muy vistosa, por lo que es muy fácil creer a estas personas. Pero, es un engaño. Lo que buscan es jalarte al mercado para venderte cosas. Las artesanías son lindas y es una buena opción visitar el mercado para comprar algunos souvenirs, pero no puedes dejar de entrar en el espectacular hogar del emperador tailandés.
  1. Regatea. Algo de lo que no puedes huir en este país es de lucir como un turista. Los lugareños lo saben perfectamente e intentarán ofrecerte precios de extranjero. No tengas miedo de regatear y pedir precios más bajos por cualquier compra que efectúes (especialmente en los mercados). Incluso puedes tomar esta tarea como una divertida forma de interactuar con los locales.
Ximena Cassab