¡Comparte en tus redes!

50 motivos para estar agradecido con la vida

50 motivos para estar agradecido con la vida

50 motivos para estar agradecido con la vida

Hay momentos en la vida en que te puedes quejar por alguna mala racha que estés experimentando en el trabajo, escuela, hogar o con tu pareja, pero los malos momentos no significan que todo esté mal.

Sin duda alguna son más los motivos por los que deberías estar agradecido con la vida, lamentablemente a veces somos ciegos o no hacemos caso de las cosas buenas que tenemos, ¡no te preocupes, a todos nos pasa! Para muestra, una pequeña lista de 50 motivos para estar agradecido(a) con la vida.

1.- Estás vivo.

2.- Siempre se puede comenzar de nuevo, quizá no en el mismo lugar, pero siempre hay un segundo chance.

3.- Tienes donde dormir.

4.- Tienes trabajo.

5.- Tienes la oportunidad de buscar trabajo.

6.- Hoy comiste o vas a comer.

7.- El día de mañana muy probablemente comerás.

8.- Puedes ver.

9.- Puedes sonreír.

10.- Sabes que en este mundo hay al menos una persona que te ama.

11.- Tienes la capacidad de perdonar.

12.- Alguien puede perdonarte.

13.- Hoy pudiste despertar.

14.- Hoy podrás dormir cómodo.

15.- En algún momento volverás a probar tu platillo favorito.

16.- Siempre habrá una oportunidad de reír a carcajadas.

17.- Amas a alguien.

18.- Deseas lo mejor para ese alguien.

19.- Puedes disfrutar de las sorpresas que da la primavera.

20.- Tienes la capacidad de respirar.

21.- Sonríes cuando se te da la gana.

22.- Todavía hay personas buenas en este mundo.

23.- Hay momentos de reflexión.

24.- Aprendes de los errores del pasado.

25.- Puedes estar agradecido con la vida cuando un pequeño te dice “te quiero papi” o “te quiero mami”.

26.- Puedes estar agradecido con la vida porque siempre se aprende algo nuevo.

27.- Agradécele a la vida de que tienes una familia.

28.- Porque puedes ver los espectáculos que ofrece la madre naturaleza.

29.- Sé agradecido porque puedes oír las aves con sus trinos.

30.- Agradece de que puedes tocar la suavidad de las hoja de los árboles.

31.- Agradece a la vida por oler el agradable aroma de las flores y las plantas.

32.- Sé agradecido porque aún puedes saborear con tu lengua e identificar sabores nuevos.

33.- Agradece a la vida por los retos que afrontas día con día, pues estos te hacen más fuerte y sabio.

34.- Agradece a la vida por la experiencia adquirida.

35.- Agradece que le puedes enseñar a los demás, puedes compartir tus conocimientos.

36.- Agradece a la vida porque a veces la lluvia te alcanza y por más que corras terminas empapado, ¡estás vivo y sano!

37.- Agradece porque después de la tormenta puedes ver un arcoíris en el cielo.

38.- Agradece porque después de los vientos tormentosos el cielo se presenta ante ti con un panorama limpio y claro.

39.- Agradece por los problemas en el trabajo, pues aprendes cosas nuevas, tienes oportunidad de corregir errores y creces profesionalmente.

40.- Siempre hay momentos de descanso después de una dura jornada.

41.- Porque hay momentos para consentirte.

42.- Porque sabes leer y escribir.

43.- Porque tienes la oportunidad de ayudar al necesitado.

44.- Vives en un país libre.

45.- Puedes elegir, y siempre tienes frente a ti la oportunidad de hacer lo bueno. Tienes discernimiento.

46.- Tienes amigos.

47.- Más de una vez has disfrutado del abrazo de una persona.

48.- Eres libre.

49.- Por la honestidad, pues la verdad es algo que ya no es muy común, por eso agradece cuando te topes con ella.

50.- Agradece a la vida porque esta lista podría ser infinita, pues puedes estar agradecido por las palabras de aliento, por la música, por los libros que has leído, porque alguien alguna vez te libró de un grave problema, por los contratiempos, los descubrimientos, las anécdotas, las historias de amor, las historias de desamor, los consejos de tus padres, los consejos de tus maestros, por las lágrimas, pues sabes que limpiaron tus ojos y mejoraron tu visión, por los suspiros, por los besos, caricias, sonrisas, señas con la mirada, advertencias, cumplidos, por la franqueza, por las sonrisas de los demás, por la fe, por la brisa, los amaneceres, puestas de sol... ¿Y todavía hay quienes se atreven a estar disgustados con la vida?