¿Qué tipo de viajero eres?

¡Comparte en tus redes!

Decides salir de vacaciones. Eliges el destino que visitarás y preparas las maletas. Todo parece realmente común. Todos los viajeros pasan por estas etapas, pero… ¿cómo te comportas durante el viaje? ¿Eres de las que buscan las actividades más extremas? ¿O prefieres quedarte tumbada junto a la alberca leyendo un libro?

Si has sido observadora durante tus viajes anteriores, habrás notado que los turistas tienen patrones de comportamiento muy definidos. Hay gente que buscar ahorrar lo más que pueda durante las vacaciones, mientras hay otros que gastan tanto que después no saben cómo pagar.

¿Sabes tú qué tipo de viajero eres? Aquí te presentamos algunos ejemplos de turistas que seguramente encontrarás en tus próximas vacaciones:

  • Explorador. Este tipo de viajero no busca los atractivos turísticos comunes, sino conocer todo lo que pueda del lugar que visita. Participa de todas las costumbres y tradiciones, además de que no hay platillo típico que se le escape.
  • Fotógrafo. Todos tenemos un poco de este tipo de turista. Cada paisaje y cada atractivo turístico son capturados por su cámara fotográfica. Ya sea que recurra a las selfies o le pida a algún transeúnte su ayuda, su viaje siempre queda documentado.
  • Esclavo de las redes sociales. A este viajero necesita estar en contacto con sus seguidores y amigos de redes sociales. Si no les muestra lo que hace o ve, siente que el viaje no valió la pena. Incluso, hay quienes, al viajar en pareja, etiquetan a su acompañante en sus publicaciones para hacerle saber “lo bien que la está pasando” y “que hay que repetirlo”.
  • Agarrado. Aunque la mayaría de los turistas suele llevarse el jabón del hotel en el que se hospeda, este tipo de viajero cree que todo cuanto hay en la habitación es un posible suvenir. Si revisas su maleta al regreso, seguramente encontrarás las toallas, pantuflas y bata del hotel, champú, jabones y hasta algún alimento que se llevó del bufet.
  • Consumista. Este tipo de turista dedica todo su tiempo a comprar. Incluso, comienza a adquirir productos en el aeropuerto, mientras espera la hora de abordar. Al llegar a su destino lo primero que busca son tiendas. Sus tarjetas de crédito siempre terminan sobregiradas durante sus vacaciones.
  • Herodes. En este mundo no todos aman a los niños, así que su presencia en el avión, la alberca o el restaurante les molesta. Si al niño le da por llorar y berrear, o de plano echarse a correr por todo el lugar, este viajero expresará su molestia y hasta criticará a los padres por no saber controlar a sus hijos.
  • Organizado. Para él, la única manera de disfrutar un viaje es teniendo todo organizado. Cada minuto de sus vacaciones está planeado y no hay forma que se salga de su itinerario. Antes de emprender el viaje averigua cuáles son los lugares más importantes en la ciudad, playa o pueblo que visitará. Nunca improvisa y la espontaneidad está prohibida.

¿Qué otros tipos de viajero conoces?