¡Comparte en tus redes!

7 buenas razones para recoger las heces de tu perro

heces_perroAsí que eres la orgullosa madre de un perrhijo.  ¿Te gusta jugar y pasear con él? Desde luego son momento inolvidables, pero tenemos una duda, ¿qué haces cuando tu angelito peludo hace del baño en la calle o el parque más cercano? ¿Levantas sus heces o las dejas ahí para que el Servicio de Limpia se haga cargo de ellas?

Si eres de las que elige la segunda opción, te pedimos que leas con mucha atención cada palabra de esta nota. Estamos seguros que después de hacerlo cambiarás de opinión.

Debes tomar en cuenta que tu perro no es el único que vive en la Ciudad. Según los cálculos de las autoridades, la población canina de la capital va de los 3 a los 4 millones de perros, de los cuales 30% son callejeros.

En conjunto, todos esos angelitos peludos producen, en promedio, 500 toneladas de heces al día. Si tomamos en cuenta que muchos dueños no levantan el excremento de sus mascotas, la gran mayoría se quedan ahí, contaminando el aire que respiramos.

Aunque estamos seguros que después de leer esa cifra has comenzado a revaluar tu postura sobre las heces de tu perro, queremos darte siete buenas razones para que las levantes:

  1. Aire. Especialistas en política ambiental estiman que al año, cada habitante de la Ciudad de México inhala 1.5 kilogramos de heces. Obviamente, esta cifra aumentará en función del crecimiento de la población canina. ¿Cuánto más quieres respirar?
  2. Vías respiratorias. Al inhalar esta materia orgánica puedes desarrollar enfermedades respiratorias, como alergias, asma, tuberculosis y neumonitis.
  3. Piel. Al estar en contacto con tu piel, las bacterias presentes en las heces caninas pueden ocasionarte algunas infecciones y/o enfermedades, como la sarna.
  4. Estómago. Dado que no hay forma de impedir que las partículas de heces lleguen a los alimentos que consumes (sobre todo en la calle), no te extrañe que presentes molestias gastrointestinales, o desarrolles alguna enfermedad más severa, como amibiasis, cólera o salmonela.
  5. Enfermedades infecciosas. Puedes presentar brucelosis, leptospirosis, toxoplasmosis, rabia o hepatitis viral.
  6. Perro. Al estar en contacto constante con heces, suyas o de otros animales, tu mascota puede adquirir una infección gastrointestinal que fácilmente te contagiará.
  7. Multas. La Ley de Cultura Cívica del DF establece que quienes no recojan el excremento de sus mascotas se hacen acreedores a una multa que va de las 11 a las 20 Unidades de Cuenta de la Ciudad de México (71.68 pesos, por lo que tendrías que pagar entre 788 y 1,433 pesos), o a un arresto de 13 a 24 horas.

¿Has cambiado de opinión?

Antes de pasear a tu mascota, checa aquí todo lo que debes tomar en cuenta.