7 cosas que debes hacer en el trabajo antes de salir de vacaciones

¡Comparte en tus redes!

El día por fin llegó. Unas horas te separan de unas merecidas vacaciones. Seguramente, en casa ya tienes listas las maletas, pero… ¿has dejado todo listo en la oficina?

Antes de ausentarte del trabajo es conveniente que dejes todos tus pendientes resueltos, de otra manera, tu regreso será una auténtica pesadilla.

Para que eso no te ocurra, aquí te dejamos algunas sugerencias que te ayudarán a disfrutar tus vacaciones y te olvides por completo del trabajo:

  1. Organízate. Para que no te agarren las prisas, lo ideal es que comiences a preparar tus vacaciones dos semanas antes de tu partida. Será imposible que resuelvas todos tus pendientes un día antes.
  2. Prioriza. Sabemos que será imposible que resuelvas todos tus pendientes, o termines todos los proyectos en los que estás involucrado, antes de salir de vacaciones, por lo que más recomendable es que determines cuáles son más importantes o urgentes. Anota en una lista de pendientes las tareas que no concluyas. De esta manera, cuando regreses, te resultará más fácil acoplarte al ritmo de trabajo.
  3. Un paso adelante. Si antes de irte de vacaciones tienes tiempo de adelantar trabajo, no dudes en hacerlo. Es una estrategia efectiva para disfrutar tus días de descanso con la seguridad de que a tu regreso no deberás comenzar de cero.
  4. Superiores. Si toda la oficina tomará el mismo periodo de descanso ignora este punto. Si no es así, debes recordarles a tus superiores que te irás de vacaciones, por lo menos una semana antes. Notifícales qué día te vas y cuándo regresas, así evitarás que te llamen o manden mensajes y correos electrónicos, durante ese tiempo.
  5. Delegar. Por mucho que desees resolver tus propios asuntos, es importante que aprendas a delegar. Durante tu ausencia pueden presentarse emergencias, por lo que debes poner al corriente a algún compañero o subordinado sobre tus proyectos. Así él o ella podrá resolver la situación sin necesidad de molestarte.
  6. E-mail y buzón de voz. El hecho de que te ausentes de la oficina no será sinónimo de que la gente dejará de buscarte por motivos laborales. Programa un correo electrónico, que se genere como respuesta automática, en el que informes que estás de vacaciones y cuándo regresas. También es conveniente que grabes un mensaje en tu buzón de voz con esta información.
  7. Regreso. Así como organizaste las cosas con tiempo para irte de vacaciones, también es conveniente que dejes arreglado tu regreso. La lista de pendientes te ayudará a acomodar tu agenda. Procura hacer tareas sencillas durante los primeros días de tu regreso, así podrás adaptarte poco a poco al ritmo de trabajo y no te sentirás abrumado.

¿Estás listo para irte de vacaciones?