7 factores que podrían propiciar la diabetes en tus hijos

¡Comparte en tus redes!

En los últimos años, la diabetes se ha convertido en un verdadero problema de salud pública. Al menos 8 millones de adultos padecen esta enfermedad en nuestro país, mientras que 1.5 de cada 100 mil niños presentan este padecimiento.

Las cifras de la Secretaría de Salud revelan que, la tasa de incidencia de esta enfermedad entre niños y adolescentes se ha triplicado, en poco más de 20 años.

El aumento en el número de casos de diabetes se debe a los malos hábitos alimenticios y a la vida sedentaria que llevan niños y adolescentes. De hecho, México es el primer lugar en obesidad infantil, en todo el mundo.

Si no quieres que tus hijos sean parte de la estadística, es importante que tomes cartas en el asunto y evites los siguientes factores de riesgo:

  1. Lactancia materna. Durante los primeros seis meses de vida de tu bebé, la leche materna le aportará los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo saludable. Por ello, se recomienda que en esta etapa no le des fórmula o algún otro lácteo artificial, pues estos alimentos contienen azúcares innecesarios que pueden favorecer el sobrepeso y obesidad.
  2. Tecnología. Para reducir las posibilidades de que tu hijo tenga diabetes es importante que no lleven un ritmo de vida sedentario. Evita que pasen mucho tiempo frente a la televisión y la computadora, así como con sus videojuegos. Sería prudente que establecieras horarios específicos para que empleen estos dispositivos.
  3. Azúcares. Es cierto que el azúcar no es completamente responsable de la epidemia de diabetes. Los verdaderos problemas son la calidad de estos productos y las porciones que se consumen. Por ello, debes evitar que tus hijos ingieran azúcares de absorción rápida, como la refinada y el jarabe de maíz de alta fructuosa, presente en los dulces comerciales. Cuando tus pequeños quieran una golosina, siempre será preferible que coman fruta.
  4. Actividad física. Contrario a lo que sucedía en el pasado, los niños de ahora no realizan actividades físicas. De hecho, prefieren un videojuego de futbol a jugar directamente con un balón. Por ello, es importante que les inculques el hábito del ejercicio. Si no quieren practicar un deporte en forma, siempre puedes recurrir a los patines, la bicicleta o la patineta.
  5. Refrescos y bebidas azucaradas. Beber todos los días refrescos, néctares o bebidas azucaradas puede condenar a tus hijos a tener diabetes. Recuerda que el cuerpo humano es 70% agua, por lo que necesita de este líquido para funcionar y mantenerse saludable. Así que nunca es tarde para que juntos aprendan a tomar agua simple.
  6. Alimentación. Si quieres evitar que tu hijo tenga diabetes, o alguna otra enfermedad, debes enseñarlo a comer adecuadamente. Es importante que evite los alimentos altamente calóricos y que lleve una diete rica en frutas y verduras. Sustituye las harinas refinadas por cereales integrales y opta por las carnes magras.
  7. Ejemplo. Como en muchos otros aspectos de la vida, la mejor manera de motivar a que tu hijo haga algo es con el ejemplo. No puedes pedirle que coma sanamente y haga ejercicio, si tú pasas todo el día sentada y comiendo productos chatarra. Además, debes tener en cuenta que las personas que tienen antecedentes familiares de diabetes, son más propensas a desarrollar la enfermedad.

Al principio, puede costarles trabajo adoptar un estilo de vida saludable, sólo recuerda que la constancia es lo más importante.