7 gadgets que todo Godínez quiere

¡Comparte en tus redes!

Permanecer ocho o diez horas sentado en una oficina, rodeado de papeles y lejos de las comodidades de casa te hace revalorar lo que realmente necesitas para subsistir.

Tener una pantalla de plasma, un bluray y una consola de videojuegos de última generación pasan a segundo lugar para un godínez. Aunque un smartphone decente es vital para sobrevivir las horas de oficina.

Dado que sus prioridades son diferentes, los godínez optan por dispositivos más prácticos para equipar su cubículo. Algunos de estos gadgets son:

  • Audífonos.

    Para muchos oficinistas es necesario aislarse y no distraerse con el chisme que está contando la persona de enfrente, por lo que recurren a los audífonos. Con este increíble dispositivo no sólo pueden escuchar su música favorita mientras trabajan, sino que suelen usarlos como barrera para que el molesto compañero de al lado no les hable.

  • Espejo retrovisor de computadora.

    En muchas oficinas está prohibido consultar redes sociales, por lo que los godínez recurren a este espejo para estar pendiente de cuando se acerca el jefe o supervisor.

  • Microondas o tóppers térmicos.

    Godínez que se respeta carga con su comida para no tener que gastar al comer en la calle. La mayoría de los empleadores dotan sus oficinas de un horno de microondas para que sus trabajadores puedan calentar su comida y aromatizar toda la oficina. Pero cuando las empresas no cuentan con esta “prestación”, los oficinistas se hacen de tóppers térmicos que les permiten comer en el escritorio.

  • Parrilla eléctrica.

    Beber café frío es una violación a las leyes de convivencia godínez, por lo que los oficinas colocan en sus escritorios pequeñas parrillas eléctricas que les permiten mantener sus bebidas calientes.

  • Ventilador.

    Este dispositivo que los godínez copiaron a los taxistas les permite refrescarse en época de calor. Eso sin contar que su aire es una excelente opción para ahuyentar al mal del puerco.

  • Teclado lavable.

    Comer en el escritorio conlleva a que en algún momento algo se caiga y todo se manche. Si tiras una bebida sobre tu teclado seguro lo dejarás inservible, por lo que lo mejor es hacerte de este gadget que librará de muchos dolores de cabeza. Si derramas el refresco, ponerlo bajo el chorro de agua solucionará el problema.

  • Mouse silencioso.

    Compartir un espacio pequeño con otras diez o 15 personas puede hacer que cualquier sonido se vuelva insoportable, después de un tiempo. Por eso se ha creado un mouse que no emite ruido alguno al hacer click.