7 hábitos que te impiden dormir bien

¡Comparte en tus redes!

Dormir es una de las necesidades básicas del ser humano. Durante las horas de sueño, el cuerpo se “repara” tras las actividades del día, además de que el cerebro consolida las memorias y regula el estado de humor.

Para que tu cuerpo y tu cerebro funcionen adecuadamente necesitas dormir por lo menos siete horas al día. Cuando no cumples con este requerimiento provocas que bajen tus defensas y aumenta el riesgo de que padezcas alguna enfermedad cardiovascular. Por si fuera poco, la falta de sueño afecta tu juicio y capacidad para retener información.

Ahora que sabes lo importante que es dormir bien, tal vez sea momento de que cambies algunos de tus hábitos, pues podrían ser los culpables de que no descanses adecuadamente.

Algunas cosas que debes dejar de hacer para poder dormir bien son:

  1. Cena. Uno de los errores más comunes entre la gente que sufre insomnio es el cenar tarde y abundantemente. Recuerda que lo embutidos, quesos, salsas y frituras producen acidez estomacal. Lo mejor es cenar ligero, como una ensalada de verduras con queso fresco. Procura que tu última comida del día sea tres horas antes de que te acuestes a dormir, así darás tiempo a tu cuerpo para digerir los alimentos.
  2. Celular. Sustituye tu celular con un reloj despertador básico. Diversos estudios han demostrado que las radiaciones que emite el móvil causan dolores de cabeza, cambios de humor, confusión e interrupciones en patrones vitales del sueño.
  3. Siesta. Aunque se ha comprobado que dormir una siesta de 20 minutos, ayuda a relajarse y a estar más alerta durante el día, no debes dormir más de 30 minutos, pues entrarías te dificultará conciliar el sueño durante la noche.
  4. Sueño. ¿Te ha pasado que llega la hora de ir a la cama y te da mucha flojera cambiarte de ropa, lavarte los dietes y cumplir con todo tu ritual previo a acostarte? Este comportamiento se denomina procastinación del sueño y no es otra cosa que el insomnio voluntario.
  5. Cafeína. Si eres adicta a la cafeína tal vez sientas que ya no tiene ningún efecto en tus patrones del sueño. Sin embargo, esta sustancia provoca que te despiertes a mitad de la noche o que duermas inquieta. Lo mejor es que no bebas café después del mediodía para que no tengas problemas para descansar en la noche. Recuerda que el té, los refrescos y bebidas energéticas también tienen cafeína.
  6. Ejercicio. Practicar algún deporte o realizar alguna actividad física es indispensable para tener una buena calidad de vida. Incluso el ejercicio produce en el organismo la necesidad de dormir para recuperarse; sin embargo, no debes ejercitarte poco antes de ir a la cama, pues tu cuerpo se activará y te resultará difícil conciliar el sueño.
  7. Luz. Seguramente no duermes con la luz encendida, pero cualquier fuente luminosa puede alterar tus patrones de sueño. Toma en cuenta que la luz brillante evita que se produzca melatonina en tu organismo, esta hormona es la que induce el sueño, por lo que debes apagar todas las pantallas (tu celular y tablet incluidos), al menos una hora antes de acostarte.

¿Cuántas horas duermes al día? ¿Tienes arraigado alguno de estos hábitos?