¡Comparte en tus redes!

7 hábitos saludables en el hogar

7 hábitos saludables en el hogar

7 hábitos saludables en el hogar

Hay sencillos hábitos que puedes enseñar en tu hogar que serán de mucho beneficio para tu vida, el punto es practicarlos y hacer que se conviertan en toda una costumbre. Aunque no lo creas, hay muchas personas que olvidan lavarse las manos antes de comer. Si en tu hogar fomentas ciertos hábitos, la salud de los miembros de la familia estará a salvo.

1.- Lavarse las manos. Lavarse las manos es algo verdaderamente importante, todos los miembros de la familia deben lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño. Nadie menciona esto, pero también se recomienda lavarse las manos después de viajar en transporte público o al llegar a casa.

2.- Lavar las frutas. Los alimentos también necesitan ser lavados, es muy importante que los alimentos estén perfectamente limpios antes de su consumo.

3.- Aseo de la casa. Limpiar la casa a veces es un problema en familias en donde la mayoría de los miembros trabaja. Una opción muy eficaz es dividirse las tareas del hogar, así será más fácil llegar a casa y disfrutar de un hogar en perfecto estado, recuerda que limpieza es salud, además una casa con falta de limpieza puede atraer insectos u animales. El orden tiene mucho que ver con la salud, pues una casa ordenada te ofrece mayor paz.

4.- Ventilar la casa. Una casa ventilada y limpia es una casa sana, permite la entrada de aire fresco abriendo puertas y ventanas, te ayudará bastante en tiempos de calor.

5.- Dormir temprano. Un familia sana se va a la cama temprano y no se desvela, procura dormir como mínimo siete horas. Un cuerpo con el descanso correcto es un cuerpo sano. Evita que los miembros de tu familia estés revisando los dispositivos electrónicos a altas horas de la noche.

6.- Ejercicio. Una familia sana se mantiene en movimiento, es importante que todos los miembros de la familia realicen al menos 30 minutos de ejercicio diario. Evita que el sedentarismo se apodere de tu familia.

7.- Alimentación sana. Es importante tener una dieta balanceada y sana, toma más agua y elimina el refresco en el hogar, modera el consumo de carne y alimentos grasos, come más semillas,  verduras, frutas, legumbres y cereales.