¡Comparte en tus redes!

7 ideas para afrontar la rebeldía de mi hijo

La adolescencia es una de las etapas más temidas por los padres. La idea de que su niño obediente se transformen en un adolescente rebelde los aterra por completo. Sin embargo esta etapa puede convertirse en una gran escuela para padres e hijo.

hijo

Debes recordar que en la adolescencia nace el espíritu crítico y los hijos ponen todo en tela de juicio. Lamentablemente, la familia y sus valores entran en el paquete de las cosas cuestionables.

Además, los jóvenes se enfrentan a los padres porque los consideran parte de una sociedad con la que ya no comulgan. En esta lucha hay mucho apasionamiento, idealismo y deseos de cambiar al mundo, así que lo mejor será que antes de otra cosa cuentes hasta diez.

Debes tener presente que las soluciones que servían para resolver los conflictos de un niño son totalmente inútiles con un adolescente, así que aquí te dejamos unas cuantas ideas para lidiar con la rebeldía de tu hijo:

  1. Abraza a tu hijo cuando menos lo merezca, porque es cuando más lo necesita. La doctora en comportamiento adolescente Laura S. Kastner menciona que cuando un joven dice “te odio” o “quisiera no haber sido tu hijo”, en realidad está pidiendo ayuda, y es su forma de demostrar que está frustrado por algo que le está sucediendo.
  2. Dedícate a escuchar. Sin importar lo loco o cuerdo que estén diciendo, escúchalos sin juicios.
  3. No vayas a gritarle, enfrentarlo o agredirlo, porque perderías todo lo que has ganado hasta este momento.
  4. Explota tu habilidad para negociar, pues es una herramienta muy útil para empezar a generar hábitos que te han costado trabajo que adopten.
  5. Es esencial no señalarlos, no enjuiciarlos, cuestionarlos y criticarlos.
  6. La diferencia generacional debe existir. Es positivo educar con empatía y conocer de cerca los gustos y tendencias de los adolescentes, pero debes poner límites, de lo contrario los adolescentes pueden sentirse desorientados.
  7. Evita los alardes de autoridad con respuestas del tipo “porque lo digo yo” y opta por el lenguaje positivo. En vez de recordarles lo que tienen prohibido es mejor recordarles lo que les está permitido y la responsabilidad que han de asumir al respecto

La comunicación es la mejor forma de educar y  de crear empatía con tus hijo y recuerda que solo es una etapa por la cual tiene que pasar unos más fuerte que otros pero gracias a dios se les pasa.

Notas relacionadas: 

Red de aliados de nuestros hijos. Aquí.

Mi hija es adolescente y está embarazada ¿cómo la ayudo? Aquí.

¿Cómo @!&%#¡ pedir permiso y no meterme en broncas con mis jefes? Aquí.