¡Comparte en tus redes!

7 ideas para ahorrar energía eléctrica en el hogar

LUZA estas alturas, ya debes estar consciente de la importancia de reducir tu consumo de energía eléctrica. No sólo por el bien de tu cartera, sino que el Planeta necesita un respiro.

Pero ahorrar no se reduce a apagar las luces de las habitaciones en las que no te encuentras, sino que es necesario que tengas un consumo eficiente de la energía eléctrica. Para ello te sugerimos que:

  1. Iluminación. Dado que la iluminación de tu casa representa la tercera parte de tu consumo de energía eléctrica, es necesario que aproveches al máximo la luz natural. No coloques cortinas gruesas y cambia todos los focos por lámparas fluorescentes. Éstas proporcionan el mimso nivel de iluminación, pero consumen cuatro veces menos energía; además de que duran 10 veces más que los focos comunes.
  2. Computadora. Cuando trabajes con tu computadora (no importa si es de escritorio o laptop), asegúrate de habilitar el modo ahorro de energía. Si decides hacer una pausa, cierra tu laptop o apaga el monitor. De esta manera evitarás que se consuma la batería o desperdicies energía. Al terminar, desconéctala.
  3. Instalación eléctrica. Debes revisar la instalación eléctrica de tu casa. Antes de que llames a un técnico especializado, te sugerimos que desconectes todos los aparatos eléctricos y apagues todas las luces. Checa si el disco del medidor gira. Si lo hace es que la instalación tiene una fuga, por lo que debe ser revisada por un profesional.
  4. Vampiros. Si sueles dejar la televisión, el estéreo y el horno de microondas conectados, recuerda que estos aparatos, al igual que otros electrodomésticos, consumen energía mientras están en stand-by. Desconéctalos cuando no los estés usando y verás que tu gasto de luz disminuye entre 5 y 16%.
  5. Refrigerador. Este aparato solo representa la tercera parte de tu consumo de energía eléctrica, por lo que es importante que revises que la puerta selle perfectamente, si no cierra bien podría consumir tres veces luz. Lo mismo ocurrirá si lo colocas cerca de la estufa o de fuentes de calor, así como al alcance de los rayos del Sol. Antes de guardar los alimentos, déjalos enfriar completamente.
  6. Lavadora. Siempre debes usarla en su máxima capacidad. Si lavas medias cargas, estarás desperdiciando agua y energía eléctrica. También te sugerimos que uses agua fría. Ésta cuidará los tejidos de tus prendas y evitará que la lavadora consuma energía o gas para calentarla. También es importante que sólo uses la secadora en épocas de lluvias, y que el resto del año, la ropa se seque al aire libre.
  7. Plancha. Dado que este electrodoméstico consume mucha energía, es necesario que hagas un uso eficiente de él. Plancha la mayor cantidad posible de ropa en cada ocasión, pues conectar muchas veces la plancha ocasiona más gasto de energía que mantenerla encendida por un rato. Siempre comienza con las prendas más gruesas o que necesiten más calor, y deja al final la delgada. Desconecta la plancha poco antes de terminar para aprovechar la temperatura acumulada. También es importante que revises que el clave y la clavija estén en buenas condiciones.

Siguiendo estas recomendaciones, verás que disminuye tu consumo de energía de manera sorprendente.