7 ideas para evitar que tu hijo consuma drogas

¡Comparte en tus redes!

¿Qué pasaría si un joven o un adolescente está teniendo problemas de adicciones y no sabe cómo superar el problema? ¿Qué pasaría si su necesidad de adquirir esa sustancia lo orilla a cometer algunos delitos? O peor aún ¿Qué pasaría si ese joven o chica es tu hijo o hija?

Muchos de los problemas de adicciones en los jóvenes inician cuando los padres dejan de prestar atención a sus muchachos. Los tutores necesitan asesorarse para orientar correctamente a sus hijos ante ésta problemática.

De acuerdo con una encuesta realizada por el Conadic (Consejo Nacional Contra las Adicciones), a nivel nacional los jóvenes mexicanos comienzan a fumar a los 16 años de edad y las señoritas fumadoras comenzaron, en promedio, a los 18 años de edad. En cuanto a drogas ilegales se refiere, dicha encuesta reveló que el aumento de consumo de éstas substancias se duplicó en las mujeres, siendo la marihuana y la cocaína las preferidas por el público.

De acuerdo con el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA), el consumo de drogas como marihuana en estudiantes de secundaria y nivel medio superior aumentó de 4 a 6.6%; en el mismo rango de edad el consumo de metanfetaminas aumentó de 0.7 a 1.3%; y en el caso de cocaína aumentó de 0.8 a 1.1%. Las tres cifras comprendidas entre los años 2009 y 2012.

Estas cifras nos indican que el consumo de éstas substancias nocivas va en aumento, lo que incrementa las probabilidades de consumo en los jóvenes y adolescentes. Entonces, ¿Cómo evitar que nuestros hijos sean víctimas de las adicciones?

Generar confianza

De acuerdo con UnComo, una perfecta comunicación con los hijos creará lazos de confianza en ellos, que los animarán a expresar sus miedos e inquietudes. Por ello es importante mantener vínculos de respeto y comprensión, mismos que ayudan a la unidad familiar. Es importante conocer sus opiniones, aunque eso significa que no siempre se estará de acuerdo con ellas.

Ser asertivo

Se debe ser claro y se debe hablar con ellos respecto al tema. El joven debe aprender que las drogas no son buenas para su salud y que el consumirlas sólo hará que se perjudique a él mismo. También debe entender que el consumo de dichas sustancias queda estrictamente prohibido.

Conoce a sus amigos

Conocer a los amigos de los hijos es una ventaja, pues de esta manera pueden preverse conductas de riesgo (siempre y cuando no se caiga en el error del prejuicio). También es importante conocer a los padres de los hijos por si alguna vez es necesario localizarlos.

Escucha

La relación entre padres e hijos debe fomentar en ellos la seguridad para expresarse, pero se debe prestar atención a todo lo que digan, incluso su lenguaje no verbal.

Fomenta valores en ellos

De acuerdo con Fundación Televisa, predicar con el ejemplo ayuda a reforzar los valores, además es mejor cuando éstos se le reconocen. Así sabrá decir “no” en momentos trascendentes de su vida.

Amistades positivas y actividades saludables

Fomenta en tus hijos las realizaciones de pasatiempos saludables o actividades artísticas y deportivas. En dichos ambientes conocerá a jóvenes que buscan superarse o aprender cosas recreativas. Por ejemplo, estar en clases de natación o guitarra mantendrá su mente ocupada en algo que le traerá muchos beneficios.

Busca el apoyo de instituciones y/o profesionales

Nadie nace sabiendo ser padre, por ello es muy importante que te asesores y busques el consejo de profesionales. En México existen diversos organismos que servirán de apoyo a los padres, como son el Centro de Integración Juvenil, Clínica Ajusco y el Consejo Nacional Contra las Adicciones (CONADIC), el Instituto de la Juventud, o bien, el apoyo de un psicólogo profesional.