¡Comparte en tus redes!

7 ideas para que tu casa sea sustentable

shutterstock_105432932El cambio climático es innegable. Las temperaturas extremas que se registran en todo el planeta son prueba suficiente, por lo que es importante que todos adoptemos las medidas necesarias para detener el daño ecológico.

Si quieres contribuir a cuidar el medio ambiente, hay toda una serie de acciones que puedes implementar para que tu casa sea sustentable. Pronto descubrirás que estas prácticas también ayudarán a que el dinero permanezca más tiempo en tu cartera.

Recuerda que ser sustentable implica que evites contaminar el ambiente, pero también reducir la huella de nuestra convivencia con la naturaleza, por lo que puedes comenzar adoptando alguna de las siguientes ideas:

  1. Productos de limpieza. La mayoría de los artículos que encuentras en el supermercado contienen demasiados químicos, lo que los hace tóxicos. Por ello te sugerimos que emplees productos menos agresivos, como el bicarbonato de sodio y el vinagre, o que elabores tus propios artículos de limpieza.
  2. Lámparas ahorradoras. Los focos convencionales consumen demasiada energía, lo cual implica que tiene que producirse más electricidad. Esto proceso inevitablemente lleva a que se emitan grandes cantidades de gases de efecto invernadero. Para que tu consumo de energía eléctrica sea menor, te proponemos que cambies todas tus bombillas por lámparas ahorradoras. Estos artículos tienen un mayor periodo de vida útil, así que no tendrás que cambiarlas seguido.
  3. Baterías. Para tener un hogar sustentable también es necesario que comiences a usar baterías recargables. Recuerda que las pilas comunes tardan cientos de años en degradarse, sin contar que sus metales contaminan el agua y el aire.
  4. Trapos de limpieza. Una forma eficiente de ahorrar dinero y ser sustentable es utilizar la ropa vieja para hacer trapos de limpieza. Al hacerlo, no sólo disminuyes tu producción de basura, sino que evitas hacer gastos inútiles.
  5. Cocinar. Tal vez te parezca algo insignificante, pero si tapas las ollas y sartenes a la hora de cocinar y calentar líquidos, reducirás tu consumo de gas y el tiempo de preparación. Aplica esta acción y te sorprenderás al ver que tu factura del gas.
  6. Agua. Aunque te parezca práctica, el agua embotellada está asociada al problema de contaminación de las calles. Si evitas comprarla, ayudarás a que se reduzca la producción de envases. Para llevar agua contigo, siempre es mejor comprar una botella que pueda rellenarse, sin que sus componentes afecten a tu salud.
  7. Aceite. Para que tu casa sea sustentable, evita desechar el aceite de cocina por el desagüe, pues basta un litro de este líquido para contaminar los océanos. Para colmo, el agua que entra en contacto con el aceite ya no puede usarse para otros fines. En vez de ello, puedes reciclarlo.

Recuerda que las pequeñas acciones generan grandes cambios. Así que no lo pienses más, tu familia y tú tienen mucho que hacer por el medio ambiente.