7 ideas para que tus hijos mejoren sus calificaciones

¡Comparte en tus redes!

Evita el fracaso escolar de tus hijos. El éxito no sólo es responsabilidad del profesor, también es tuya. Los maestros tienen a tus hijos sólo algunas horas y por un ciclo escolar, pero tú los tienes para toda la vida. Además, la mejor educación inicia en casa.

Son los padres quienes deben dedicarse a estudiar con sus hijos. Así que la próxima ves no les pidas que hagan su tarea o que vayan a estudiar, lo más conveniente es sentarte con ellos y ayudarles a estudiar o a hacer su tarea.

Ten cuidado de no hacerles la tarea. ¡No se trata de eso!, en lugar de ayudarlos los perjudicas. Enséñales a estudiar y mantente informado sobre las actividades escolares y tareas que tienen. A continuación siete ideas que te serán de mucha ayuda.

  1. Fija un horario y crea hábitos de estudio. Las profesoras y expertas en educación María Gracia Vásquez y Nicole Almuna recomiendan en Sácate un siete acostumbrar a los niños a dedicarse a las tareas y al estudio en ciertos horarios. Créales un hábito; la disciplina te ayudará. Que respeten al pie de la letra el momento de estudio.
  2. Lugar adecuado para estudiar. Imujer recomienda la elección de un espacio que ayude a su concentración y evite distracciones. Puedes poner música clásica a bajo volumen y darles descansos de 10 a 15 minutos. Que el lugar sea propicio.
  3. Mantente atento a las tareas en computadora. Muchas veces los niños o adolescentes mienten cuando dicen que están estudiando en la computadora. Cerciórate de que hagan el trabajo y revisa cuando terminen. Pon atención a tu forma de dirigirte, ésta debe ser comprensiva pero asertiva.
  4. Refuerza las matemáticas y la lectura comprensiva. Las matemáticas son la base de muchas materias y actividades en la vida cotidiana, realiza ejercicios matemáticos con ellos y diviértete, sé ingenioso; Independientemente de sus tareas cotidianas de escuela, puedes practicar con ellos la lectura en voz alta y preguntar qué entendieron. Debes poner el ejemplo, coméntales qué libro estás leyendo y diles lo bien que te sietes al leer. Tienes tarea como padre y madre, aplícate.
  5. Motívalos. Evita frases como “esa materia te cuesta trabajo”, y cámbialas por otras como “qué entendiste de ésta materia”, de lo que digan podría empezar con un estudio de reforzamiento. Los elogios y recompensas son mejores que las amenazas: Dile a tu hijo que irán juntos a pasear en bicicleta si saca un diez.
  6. Mapas conceptuales y resúmenes. Los mapas conceptuales ayudan a materias como ciencias naturales. Los resúmenes son muy buenos para comprender materias como historia y de lenguaje.
  7. Descubre lo que más le funciona. Cuando se trate de memorización, como en las tablas de multiplicar, pon atención si le funcionan más los métodos visuales (rompecabezas, por ejemplo) o los auditivos (la constante repetición).