¡Comparte en tus redes!

7 ideas para superar el síndrome postvacacional

estrespostvacacional¡Bienvenida a la triste a la realidad! Las vacaciones se terminaron y estás de vuelta en el trabajo. Seguramente, en estos momentos te sientes fatigada, tienes mucho sueño y de plano no te puedes concentrar. Lo que estás experimentando son los clásicos síntomas del síndrome postvacacional.

De acuerdo con los especialistas, el síndrome postvacacional se presenta al hacer una ruptura brusca entre el ritmo de las vacaciones y la incorporación al trabajo, sin hacer una transición correcta de una etapa a otro. Además de los síntomas que mencionamos arriba, algunas personas presentan molestias estomacales o musculares, irritación, nerviosismo, desmotivación y falta de interés en las funciones laborales.

El padecimiento, también conocido como depresión postvacacional, suele presentarse a lo largo de la primera semana de vuelta al trabajo, y de forma pasajera. Quienes se sienten decaídos por más de 15 días deben acudir con un especialista para determinar qué está causando su malestar.

Entre tanto, tenemos algunas ideas que te ayudarán a lidiar con tu síndrome postvacacional:

  1. Aborda tus actividades laborales progresivamente. Al llegar a la oficina, analiza las tareas que tienes que hacer. Determina cuáles son las más importantes y urgentes, pero debes comenzar por las más sencillas y placenteras. Esto permitirá que tu organismo se vaya adaptando nuevamente al ritmo de trabajo.
  2. Modera el consumo de café. Por muy cansada que te sientas, no debes abusar del café o las bebidas con cafeína, ya que favorecen la ansiedad y el estrés.
  3. Diversión. Así como ocupas parte del día para trabajar, asegúrate de dedicar tiempo para hacer las cosas que te gustan. Recuerda que los hobbies no sólo combaten el estrés y la ansiedad, sino que te permite desarrollar tu creatividad y elevar tu productividad.
  4. Ejercicio. Practicar algún deporte o realizar alguna actividad física no sólo te ayuda a liberar endorfinas, sino que permite que tu mente se libere del estrés. Aunque no lo creas, desconectarte temporalmente de las preocupaciones te permitirá solucionar tus problemas con mayor objetividad y eficacia.
  5. Respeta las horas de sueño. Aunque en tus vacaciones hayas podido trasnochar y dormir de más, es importante que recuperes tus hábitos de sueño. Evita las siestas, al menos los primeros días, y procura dormir de siete a ocho horas diarias.
  6. Pensamientos negativos. Si ya estás en la oficina y tienes que trabajar, ¿de qué te sirve estarte lamentando y deseando seguir de vacaciones? Darle vueltas al mismo tema sólo incrementa tu ansiedad.
  7. Paciencia. El síndrome postvacacional es pasajero. Una vez que te hayas retomado tu rutina, los síntomas desaparecerán. Es cuestión de actitud y de tiempo.

Aplicando estas ideas, pronto te sentirás mejor.