¡Comparte en tus redes!

7 libros para incentivar la lectura en los adolescentes

Los libros son una fuente interminable de aventuras, diversión y conocimiento, pero no sólo eso, la lectura reduce el estrés, aumenta la inteligencia y previene el Alzheimer; así que… ¿por qué no incentivar este hábito en tus hijos?

Para lograrlo, debes buscar libros que se ajusten a sus gustos y personalidad, además de que deben ser acordes a su edad. Afortunadamente, el mercado editorial está plagado de títulos de literatura juvenil, por lo que no te será difícil dar con el indicado.

De hecho, queremos facilitarte la búsqueda, por lo que te sugerimos siete libros que te ayudarán a incentivar la lectura en los adolescentes. Cada uno de los títulos que mencionaremos son muy conocidos, por lo que no te costará trabajo encontrarlos.

Harry Potter (J. K. Rowling). ¿Quién no conoce al niño que cambió la historia del mundo mágico? Seguramente, tus hijos han visto las películas y están familiarizados con la trama, pero créenos que cada uno de los volúmenes que integran la saga ofrecen una experiencia diferente a lo que viste en pantalla. Hay más hechizos, más suspenso e intriga, más acción y sobre todo, puedes conocer mejor a los personajes que han cautivado a varias generaciones.

El dador (Lois Lowry). Libros futuristas hay muchos. Cada uno ofrece una perspectiva diferente. En El dador no encontrarás grupos peleando entre sí para sobrevivir, son la sociedad perfecta. A cada integrante se le asigna la función que desempeñará, la pareja que debe tener y hasta los hijos que debe cuidar. Todo parece ir bien hasta que Jonas, un adolescente de 12 es elegido para convertirse en el nuevo literatura juvenil“Receptor de memorias”; es decir, la persona que almacena los recuerdos de los tiempos que antecedieron al nuevo orden de gobierno. Todo con la intención de que sea la fuente a la que acudan los gobernantes para tomar decisiones. El problema es que, al avanzar en su entrenamiento, Jonas descubre la humanidad no sólo se ha vuelto monótona, sino también superficial, por lo que buscará que todo cambie.

Fangirl (Rainbow Rowell). La trama gira en torno a Cath, cuya vida se pone de cabeza al entrar a la universidad. No sólo debe lidiar con las clases, su compañera de cuarto y el que no tiene la menor idea de cómo conseguir comida en la cafetería, sino que Wren, su gemela y mejor amiga, no quiere tener contacto con ella, sin contar con que vive angustiada por su padre que se quedó solo en casa y cuya salud mental es inestable. Lo único que la mantiene a flote son las historias que escribe sobre Simon Snow, un niño mago cuyos libros se han vuelto su obsesión. Aunque es una historia más enfocada al público femenino, Fangirl es un claro ejemplo del papel que puede desempeñar la literatura en la vida de una persona.

Los juegos del hambre (Suzanne Collins). Si a tus hijos les gustan las historias de sociedades distópicas, debes regalarles Los juegos del hambre. Aunque las películas fueron muy exitosas, dejaron fuera material imprescindible y añadieron elementos que permitieron ajustar la trama a las necesidades del estudio. ¿O acaso crees que Katniss y Peeta sí tuvieron un final feliz con sus hijos? Debes tomar en cuenta que es una historia más enfocada a la supervivencia y no al romance, así que en los libros hay más violencia que besos.

Divergente (Veronica Roth). Debido a su temática, esta saga se ha comparado con la de Los Juegos del Hambre; sin embargo, Veronica Roth creo una sociedad dividida en facciones: Cordialidad, Erudición, Verdad y Abnegación. Cada una de ellas encargada de mantener el equilibrio de Chicago. Al cumplir los 16 años, cada joven debe elegir si se queda en la misma facción de sus padres o quiere cambiar su estilo de vida. Estos detalles se descubren mientras la protagonista, Beatrice Prior, se enfrenta al proceso. Sin embargo, las cosas no resultan como sus padres le dijeron que sería. Ella parece no encajar en ninguna facción y en todas a la vez, una característica que lejos de ayudarla pone en peligro su vida.

Percy Jackson y los dioses del Olimpo (Rick Riordan). Percy Jackson es un chico conflictivo, al que han echado de varias escuelas, y a quien le resulta imposible relacionarse con sus compañeros. Por si fuera poco, Percy tiene dislexia y Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, por lo que constantemente pierde interés en las clasas. Un buen día descubre que la razón de todos sus problemas es que es un semidios, pues su padre es Poseidón, dios de los mares. Percy es culpado de haberse robado el rayo de Zeus, por lo que su madre decide llevarlo al Campamento Mestizo, donde estudiará con otros semidioses para aprender a usar sus habilidades y pueda protegerse. Su llegada a ese lugar marcará el inicio de una serie de aventuras increíbles.

Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo (Benjamín Alire Sáenz). Esta historia de amistad ha cautivado a millones de lectores en todo el mundo. La trama gira en torno a dos jóvenes de 17 años en búsqueda de identidad, y que no tienen nada en común, pero que se convierten en amigos y aprenden a creer en sí mismos. A la incertidumbre propia de la adolescencia, Alire Saenz le agregó el conflicto intercultural, pues todo se desarrolla en la frontera estadounidense y los protagonistas deben encontrar la manera de adaptarse a una sociedad en constante cambio.

¿Ya sabes cuál es el indicado para tus hijos?