¡Comparte en tus redes!

7 negocios que puedes abrir mientras estudias

disenadorTrabajar mientras estudias no es sencillo. Las opciones para laborar no tienen relación con tu carrera, y las vacantes que sí lo tienen están mal pagadas o el horario es incompatible con tus clases.

En estos casos, la opción es abrir tu propio negocio. Tal vez creas que es imposible, pero si Mark Zuckerberg pudo hacerlo, ¿por qué tú no?

No es necesario que inviertas un gran capital y tampoco requieres una oficina o instalaciones específicas, basta con que tengas la disposición para seguir adelante con el proyecto. Emprender mientras estudias no sólo te permitirá ganar dinero, sino que podrás crear una base de clientes y contactos que te ayudarán a mejorar el desempeño de tu negocio.

Si no tienes ni idea de qué negocio podrías abrir mientras estudias, aquí te dejamos unas ideas:

  1. Planeación de eventos. Si tienes una vida social activa, puedes usar tu experiencia y contactos para dedicarte a planear eventos. Puedes comenzar con algunas fiestas para amigos o familiares. Recuerda que este tipo de negocio requiere que seas muy organizado y puedas hacer varias cosas a la vez.
  2. Consultor en Tecnologías de la Información. El hecho de que aún estés estudiando, te hace el candidato ideal para ser consultor de Teorías de la Información, pues tus conocimientos están al día con los nuevos desarrollos. Puedes comenzar promocionándote en la escuela, ofrece tus servicios para solucionar problemas con computadoras.
  3. Diseño gráfico. Si estudias esta carrera, estás en el mejor momento para armar tu portafolio. Reúne tus mejores trabajos de la escuela. Da preferencia a aquellos en los que explotaste tu creatividad. Obviamente, debes diseñarte unas buenas tarjetas de presentación y comenzar a promocionarte con amigos o familiares. Si tienes nociones de diseño web, arma un sitio en el que tus clientes potenciales puedan conocer tu trabajo.
  4. Consultor de redes sociales. Seguramente, sabes cuáles son las redes sociales dominantes y las dominas a la perfección. Puedes ofrecer tus conocimientos y experiencia a pequeños negocios para desarrollar su estrategia digital.
  5. Entrenador personal. Si eres una persona atlética y te gusta hacer ejercicio, puedes convertirte en entrenador personal. Pregunta en el gimnasio más cercano qué necesitas para trabajar con ellos.
  6. Paseador de perros. Esta actividad ha adquirido relevancia en los últimos tiempos. Dado que mucha gente no dispone de tiempo para sacar a pasear a sus mascotas, contratan los servicios de un paseador profesional. Aunque no lo creas, hay personas que pagan hasta 200 pesos por una hora de caminata con su can. Este trabajo no requiere de mayor esfuerzo. Únicamente deben gustarte los perros y estar dispuesto a levantar sus heces. Puedes comenzar con los perros de amigos o familiares. Incluso, puedes promocionar tus servicios en las veterinarias cercanas.
  7. Fotógrafo. Si tienes buen ojo para la fotografía, puedes explotar tus habilidades. En realidad, no necesitas equipo profesional. Gracias a la tecnología, hoy puedes crear imágenes de calidad con tu celular. Puedes comenzar ofreciendo tus servicios de fotógrafo amateur para campañas digitales.

¿Sabes de otro negocio que puedas emprender mientras estudias? Comparte esta nota con tus amigos y cuéntanos si te funcionaron estas ideas.