¡Comparte en tus redes!

Los 7 objetos que más se rompen al echar pasión

¿Hasta dónde voló tu imaginación? Si pensaste que hablaríamos de la inminente ruptura de himen en la primera relación sexual o del temido rompimiento del condón, lamentamos desilusionarte pues esta nota va enfocada a los accesorios y prendas que se convierten en daños colaterales de un momento de extrema pasión.

rompen

Seguramente te ha pasado que la calentura llega a su máximo nivel, y la ropa estorba tanto que es necesario quitarla lo más rápido que se pueda. En tu desesperación dejas un rastro de girones de camisa y pantaletas.

Tras un análisis exhaustivo de los datos disponibles, llegamos a la conclusión que los objetos que más se rompen durante el sexo son:

  1. Lentes. Cuando estás en plena lucha cuerpo a cuerpo se te olvida fácilmente que traes lentes, así que no es raro que acaben rotos, chuecos y tirados en el piso. Lo mejor es que uses lentes de contacto o de plano te los quites antes de comenzar a calentar motores.
  2. Zapatos. Entre que vas dando tumbos de un lado a otro, y que te los quitas rápidamente para arrojarlos por el aire, los zapatos de tacón alto difícilmente sobreviven una noche de pasión.
  3. Medias. Por muy sexis que se vean, las medias son un obstáculo para que tu pareja dé rienda suelta a sus más bajos instintos. De hecho, muchos se desesperan al punto de que las jalan y las rompen por completo.
  4. Botones. Ya sean del pantalón, la falda, la camisa o cualquier otra prenda, los botones son una de las principales bajas a la hora de echar pasión. Parece que, justo en ese momento, algo se apodera de nosotros y es imposible coordinar el movimiento de desabotonar. ¿Qué hacemos? ¡Los arrancamos!
  5. Pantaletas. Si las medias se rompen con facilidad, y los botones se arrancan con desesperación, ¿qué esperas que le ocurra a la última frontera de tela que separa su piel de la tuya? Por cierto, mientras más finas y delicadas, más rápido se rompen las pantaletas.
  6. Cierres. No poder lidiar con ellos puede ser la experiencia más dolorosa de tu vida y no, no es porque nos pese el tener que remplazarlos, sino porque pueden quedarse atascados y engancharse con la piel. ¿Viste Loco por Mary? Sólo diremos que los hombres tienen más que perder.
  7. Sostén. No importa cuánto presuman, la mayoría de los hombres carecen de la habilidad para abrir el broche del sostén, por lo que, en medio de su desesperación, terminan por romper la delicada pieza de lencería.

Y si eso no te parece suficiente, sólo tienes que recordar cuántos collares y aretes han perdido en batalla.

¿Cuáles son los objetos que más has roto a la hora te echar pasión?

Notas relacionadas:

Conoce el abecedario del amor. Aquí.

¿Cómo se siente un orgasmo? Aquí.

Prácticas peligrosas de sexo. Aquí.