¡Comparte en tus redes!

7 pueblos mexicanos que debes visitar por su gastronomía

La gastronomía mexicana es considerada una de las mejores del mundo. Gracias a su variedad, complejidad y mezcla de sabores, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la declaró Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

De hecho, cada año, millones de turistas visitan México, atraídos por la cocina tradicional. Esto nos hace preguntarnos, ¿qué tanto conoces de nuestra gastronomía?

Por supuesto, cada estado tiene platillos para deleitar hasta el paladar más exigente, por lo que todos merecen ser degustados; sin embargo, nos dimos a la difícil tarea de escoger los pueblos que debes visitar por su comida:

  1. Puebla, Puebla. Si no has probado el mole poblano, no has vivido. Este platillo es una mezcla de antiguas recetas indígenas, que fueron revolucionadas por monjas de conventos novohispanos al añadir ingredientes europeos. De esta forma, para preparar el mole combinan chocolate, chiles, tortillas, ajonjolí, nueces, clavo y cebolla. Ahora que si vistas Puebla durante el verano, no puedes dejar de probar los chiles en nogada. Por si fuera poco, esta localidad tiene postres deliciosos, como las tortitas de Santa Clara, camotes, dulce de pepita, jamoncillos, gaznates y frutas cristalizadas.mole-comida
  2. Apatzingán, Michoacán. La comida tradicional de esta localidad, ubicada en Tierra Caliente, incluye el aporreadillo (carne semiseca y deshebrada), la morisqueta (arroz con frijoles bañados con salsa y queso o carne) y los caldos de olla. Sin embargo, no puedes dejar de probar los uchepos o las corundas, una especie de tamales de origen prehispánico.
  3. Yecapixtla, Morelos. Aunque la mejor razón para visitar Yecapixtla es el saborear su exquisita “cecina”, en este pueblo morelense también puedes disfrutar del mole verde de pepita con carne, el pescado en mixiotes, los tamales, la barbacoa de chivo y borrego, el clemole, la cecina con queso, los hongos que crecen en los troncos del encino y cazaguate, huilotas (palomas) en escabeche, quesadillas, tostadas de tuétano, tlacoyos de frijol y los jumiles (insectos). Además, puedes probar los dulces de formas frutales, como mamey, sandía, plátano, manzana, pera, caña y limón, que son elaborados con leche quemada.
  4. Real del Monte, Hidalgo. El platillo típico de este Pueblo Mágico son los pastes, pequeñas empanadas cuyo relleno puede ser dulce o salado, y que fueron traídas por los ingleses a los pueblos mineros. Sin embargo, la cocina hidalguense también incluye: barbacoa de carnero al pie del horno clavado en la tierra, mixiotes, escamoles (huevos de hormiga roja fritos en mantequilla o capeados con huevo) y tamales, conocidos como zacahuil (salado) y xohol (dulce). Ambos, pueden llegar a medir hasta 50 centímetros. Si la comida de esta localidad te gustó, no puedes irte sin probar las palanquetas de nuez, pepita o cacahuate, alegrías de amaranto, mermeladas y los jamoncillos de pepita de calabaza.
  5. Valladolid, Yucatán. Conocido como la “Sultana del Oriente”, este pueblo tiene una oferta gastronómica que conquistará tu paladar en el primer bocado. Si lo visitas, debes probar la longaniza, los lomitos, la cochinita y el escabeche oriental. Y no te olvides de pedir el Xtabentún, el clásico licor dulce de la región.
  6. San Miguel de Allende, Guanajuato. Al igual que la comida poblana, la de San Miguel de Allende es el resultado de una mezcla de sabores indígenas y europeos. Algunas de las especialidades que puedes disfrutar son: enchiladas mineras, pacholas (empanadas de carne molida) y fiambre (hecho con diferentes carnes, frutas y verduras. Servido sobre una cama de lechuga, bañado con salsa vinagreta). Además, puedes probar algunas de las bebidas tradicionales de Guanajuato, como el agua de betabel, el colonche (hecho de tuna) y la cebadina (una mezcla de agua de tamarindo y Jamaica, a la que se agrega bicarbonato de sodio para que tenga burbujas). Y si quieres un postre diferente, debes comer tumbagones, un pastelito en forma de tubo hecho de tomates verdes y salpicado con azúcar en polvo.
  7. Papantla, Veracruz. Ubicado al norte de Veracruz, este pueblo es uno de los mejores lugares para comer en nuestro país. Ahí encontraras tamales de frijol, pescado, picadillo, camarón o chicharrón; atoles de camote y de bolitas; así como bocoles, molotes, machucas de plátano y bollos de anís. Eso sin contar que tienen uno de los mejores moles de todo el país.

Organiza a tu familia y amigos y lánzate a recorrer todos estos destinos famosos por su gastronomía.