¡Comparte en tus redes!

7 razones para no aceptar ese empleo

desempleoYa llevas tres meses engrosando las filas del desempleo, has acudido a decenas de entrevistas de trabajo, pero jamás vuelven a llamarte o te quedas a la mitad del proceso de selección de personal.

Honestamente, te estás desesperando porque tus ahorros no durarán más. ¡Te urge encontrar un trabajo! ¿Te suena conocida la historia? Suponemos que sí. Todos nos hemos visto en esa estresante situación, pero debes saber que por mucho que te urja el dinero, no puedes aceptar cualquier empleo.

Recuerda que tomar un trabajo que no cumple con tus expectativas o necesidades sólo hará que termines atrapado en una empresa en la que no te sientes a gusto, y donde sólo acumularás estrés y frustración.

Para evitar que esto te suceda, hemos retomado los consejos de algunos especialistas en recursos humanos. En ellos encontrarás siete buenas razones para no aceptar un empleo:

  1. Has visto la vacante anunciada en diversas plataformas y durante mucho tiempo.
  2. Si durante la entrevista, el reclutador se queja de los otros empleados, será mejor que huyas y no vuelvas. Estará más que claro que el ambiente en ese lugar es tóxico.
  3. No existe la posibilidad de crecer laboralmente.
  4. Ojo, si utilizan demasiados calificativos para describir tus futuras definiciones, puedes dar por hecho que no tendrás un puesto fijo y tendrás que ser todólogo.
  5. Los trabajadores parecen temerle al jefe.
  6. Los empleados de lo que podría ser tu área se muestran molestos, ansiosos y hasta infelices. En caso de que ellos te sugieran que busques otro empleo, no lo pienses dos veces y rechaza la oferta.
  7. La empresa te pide dinero para poder comenzar a trabajar. Recuerda que, actualmente, existen muchos pseudo empleos con formato piramidal que te piden comprar mercancía que después deberás vender para “ascender”.

Lo más importante es que, al aceptar un empleo, tomes en cuenta tus intereses, planes a futuro y necesidades presentes. De otra manera, acabarás haciendo un trabajo que ni te gusta y en el que ni pagan lo que necesitas para sobrevivir.