7 remedios naturales para controlar la hipertensión

¡Comparte en tus redes!

Debido al estilo de vida sedentario a la alimentación deficiente, cada día más personas presentan problemas de hipertensión o presión arterial alta. De hecho, este padecimiento se ha convertido en un verdadero problema de salud pública.

A diferencia de muchas otras enfermedades, la hipertensión suele ser asintomática. No hay señales de alerta de evidentes, por lo que suele ser detectada cuando ya se presentó una complicación.

Sin embargo, los médicos señalan que, cuando una persona presenta problemas con su presión arterial (ya sea que suba o baje demasiado), puede presentar dolores de cabeza, dificultades para respirar, sudoración, alteraciones visuales, debilidad, cansancio, falta de sueño, palpitaciones y pulso acelerado.

Si has presentado más de tres de estos síntomas, es importante que acudas con tu médico para que haga una valoración y determine el tratamiento que debes seguir.

Aquellas personas que ya han sido diagnosticadas con hipertensión pueden recurrir a algunos remedios naturales para controlar su presión sanguínea. Algunos de ellos son:

  1. Avena. El rey de los cereales no puede faltar en la dieta de las personas con hipertensión. Gracias a su alto contenidoen fibra y fitoestrógenos, la avena ayuda a controlar la presión sanguínea. Debes consumir dos cucharadas diarias.
  2. Limón. Una forma segura de evitar que tu presión sanguínea se altere y suba es eliminando los líquidos retenidos. Para lograrlo, te sugerimos que bebas diariamente, y en ayunas, un licuado de limón con perejil. Prepararlo es sencillo, sólo debes colocar en la licuadora un limón cortado en rodajas (con semillas y cáscara) con un puñado de perejil.
  3. Tés. Para mantener tu hipertensión a raya te sugerimos que sustituyas el café con té verde, blanco o de rooibos, pues se ha comprobado científicamente que controlan la presión arterial.
  4. Ajo. Aunque oloroso, este alimento debe estar en todas las dietas, pues tiene muchas propiedades medicinales. En el caso de la hipertensión, el ajo ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y evita la formación de coágulos o trombos. Para recibir sus beneficios sólo tienes que consumir un diente de ajo al día. Si no quieres comerlo directamente, puedes preparar un té con él o recurrir a alguno de los complementos alimenticios que existen en el mercado.
  5. Chocolate amargo. Al ser rico en flavonoides, este tipo de chocolate es ideal para mantener en buen estado el corazón. Diversas investigaciones científicas han demostrado que el consumo moderado de esta golosina ayuda a controlar la presión arterial.
  6. Aceite de oliva. Entre los muchos beneficios que recibes por consumir aceite de oliva destaca el hecho de que ayuda a controlar la presión arterial, ya que mejora la circulación del flujo sanguíneo.
  7. Apio. Otro alimento que te ayudará a controlar a evitar la retención de líquidos y controlar la presión arterial es el apio.  Consúmelo diariamente en jugos o ensaladas.

Recuerda consultar con tu médico si puedes acompañar tu tratamiento farmacológico con alguno de estos remedios, pues la interacción de las dos sustancias puede provocar que tu presión sanguínea baje demasiado.