¡Comparte en tus redes!

7 señales de que te urgen unas vacaciones

Parece increíble, pero hay personas que se enfocan tanto en su trabajo, que se les olvida comer, dormir o simplemente tomarse cinco minutos de descanso. Lógicamente, llevan a su mente y cuerpo al límite, lo que favorece la aparición de enfermedades.

El problema es que nuestra cultura laboral concibe la necesidad de descanso como una debilidad, y las vacaciones son un lujo que no todos pueden darse.

En realidad, todos los seres humanos necesitamos de unos cuantos días lejos del trabajo, para permitir que el cuerpo y la mente se recuperen de los estragos generados por la ansiedad y el estrés diario.

De hecho, una investigación, presentada el congreso anual de Sociedad Americana de Psicosomática, en Savannah Estados Unidos, demostró que los hombres de mediana edad que tomaban vacaciones una vez al año reducían hasta en 30% la posibilidad de padecer una enfermedad coronaria.

Tal vez creas que eso no te ocurrirá, que eres muy joven y ya descansarás cuando te mueras, pero ¿tu cuerpo y mente están de acuerdo? Existevacaciones la posibilidad de que te estén enviando señales de auxilio, y no has sabido interpretarlas.

Para que puedas determinar si te urgen o no unas vacaciones, aquí te dejamos un listado con las señales más claras de que necesitas un descanso:

  1. Ánimo. Si has llegado al punto en el que todos los días te parecen aburridos y monótonos hasta el punto de que te cuesta mucho trabajo levantarte de la cama para ir a la oficina, es momento de que hagas tus maletas y te lances a descansar a la playa.
  2. Irritabilidad. Cuando la falta de ánimo viene acompañada de irritabilidad es momento de hacer una pausa. Probablemente estás estresado o deprimido, así que no puedes soportar más la presión y explotas por cualquier cosa.
  3. Insomnio. Si tienes problemas para conciliar el sueño y sólo duermes un par de horas por noche, es momento de que salgas de tu ambiente cotidiano para poder descansar. Recuerda que tu cuerpo y tu mente necesitan dormir para recuperarse y recargar energía. No descansar adecuadamente puede llevarte al hospital y hasta la tumba.
  4. Productividad. Está demostrado que las personas no pueden mantener un alto nivel de concentración, por largos periodos de tiempo; así que, si no tomas vacaciones y descansas, la calidad de tu trabajo disminuirá.
  5. Hobbies. Cuando tus hobbies ya no logran relajarte y en vez de disfrutarlos has comenzado a padecerlos, es momento de pedir tus vacaciones.
  6. Días libres. Si has comenzado a atender asuntos laborales en tus días libres, debes alejarte del trabajo de inmediato, pues tu estrés ha alcanzado niveles que te impiden mantener tu vida profesional fuera de tu espacio personal.
  7. Convivencia. En el momento en que estés demasiado ocupada para convivir con tu familia, amigos y hasta compañeros de trabajo, debes tomar el primer avión que te lleve a la playa o algún otro destino turístico, pues la pérdida del buen humor es una señal clara de que el estrés está afectado tu estabilidad emocional.

Más allá del lugar o la forma en la que disfrutes tus vacaciones, es indispensable que le concedas a tu cuerpo tiempo para descansar.