7 señales de que tu relación no tiene futuro

¡Comparte en tus redes!

¿Llevas algunos meses con tu pareja y la magia de las primeras semanas desapareció? ¿En vez de demostrar su amor a cada momento, pasan todo el tiempo discutiendo? Tal vez es momento de que evalúes si tu relación tiene futuro.

Antes que nada, debes saber que todas las parejas pasan por un periodo de prueba, en el que se cae en la rutina y las discusiones son el pan de cada día. Esta etapa se da justo después de la fase de enamoramiento o luna de miel.

El periodo de prueba es el que determinará si tu relación tiene futuro, por lo que es conveniente conocer las señales de que tu relación no va a ningún lado:

  1. Sexo. Como sabrás este elemento es indispensable para mantener una buena relación, así que cuando las cosas no están funcionando con tu pareja pueden estar ocurriendo dos cosas: no tienen nada en común más que el sexo, por lo que pasan la mayor parte de su tiempo entre las sábanas y no hay canales de comunicación abiertos. La otra alternativa es que se lleven de maravilla, disfruten la conversación del otro y adoren estar juntos, pero cuando llega la hora de ir a la cama, las cosas no fluyen.
  2. Futuro. Este aspecto es algo complicado, pues muchas personas se manejan con el discurso de “disfrutar el momento”, por lo que no hacen planes a futuro; sin embargo, cuando ya te estás estableciendo en una relación seria es importante saber qué piensa el otro y qué espera del futuro. Si tu pareja siempre evade este tema, mejor será que dejen las cosas por la paz.
  3. Confianza. Si tu pareja y tú han llegado al punto en que no confían en lo que el otro dice o hace, es una clara señal de que deben terminar. No pueden pasarse todos los días espiando al otro. Seguramente, tendrán mejores cosas que hacer con su tiempo.
  4. Problemas. Al inicio de la relación, tu pareja y tú evitaban pelear a toda costa. Nada podía molestarnos y jamás había problemas. Ahora es todo lo contrario. No pueden pasar un día sin discutir. Los pleitos pueden ser por causas realmente importantes o por las cosas más absurdas.
  5. Cambios. ¿Solías amar la forma relajada en la que tu pareja se viste? ¿Reías sin parar cuando oías sus comentarios sarcásticos y venenosos sobre otras personas? ¿Si era así, por qué ahora criticas sin cesar estos detalles que decías adorar? En toda relación debes aceptar a la otra persona tal y como es, con defectos y virtudes. Pretender cambiarlo para que se amolde a tu forma de ser es una clara señal de que no tienen nada que hacer juntos.
  6. Amistades. Debes aceptar que algo no anda bien si pasaron de estar todos los días juntos a verse sólo una vez a la semana. ¿Ahora pasan más tiempo con tus amigos que con él? ¿Consultas la agenda de tus amigos antes de quedar con él? Mejor termina la relación. No puedes estar en una relación con una persona a la que no ves.
  7. Remplazos. Si estás en una relación no puedes tener “velitas encendidas”. Es absurdo que esperes que la otra persona se comprometa del todo, si tú sigues alimentando las esperanzas de otros. Si te encuentras en esta situación, debes aceptar que en realidad no te interesa mantener la relación.

Lo más importante es que te preguntes qué quieres en realidad y que no te conformes con una relación que no te hace feliz, sólo para no estar sola. Recuerda que la soltería también tiene sus ventajas.