¡Comparte en tus redes!

7 señales de que no te darán el trabajo

entrevista_fue_malA nadie le gusta escuchar esas palabras y mucho menos admitir que, pese a todos sus esfuerzos, la entrevista de trabajo no salió como esperaba. Más allá de si tartamudeaste, te sudaron las manos o le tiraste el café encima al reclutador, lo más seguro es que tus respuestas hicieron que la empresa perdiera interés en ti.

Desde luego, deberás hacer un análisis de lo que pudiste haber dicho o hecho mal para no cometer los mismos errores en tu próxima entrevista; mientras tanto, te diremos cuáles son las frases y actitudes que te dejarán más que claro que no obtuviste el trabajo:

  1. Contacto visual. Si el reclutador evita mirarte y de plano la pantalla de su computadora está más interesante que lo que le estás diciendo de tu experiencia profesional, lo mejor es que te hagas a la idea de que no tiene interés en ti.
  2. Lenguaje corporal. Si además de evitar el contacto visual, tu interlocutor se cruza de brazos o se inclina en una dirección opuesta a la tuya, lo más seguro es que perdió interés en que ingreses a la empresa.
  3. Debilidades. Es muy común que en las entrevistas de trabajo te pregunten cuáles son tus fortalezas y debilidades, pero si el reclutador hace hincapié en estas últimas, no guardes esperanzas de que vuelvan a llamarte. Seguramente, cree que estos detalles puedan afectar tu desempeño.
  4. Aspectos negativos del puesto. Desde luego, es muy importante que te den las características del puesto a ocupar, las actividades que debes realizar y la remuneración, pero es una mala señal el que el reclutador se concentre en hablar de los aspectos negativos del trabajo. ¡Espera que te desilusiones!
  5. Tiempo. Durante una entrevista de trabajo el tiempo parece avanzar a un ritmo diferente. Cada instante es agonizante, y el hecho de que tu interlocutor haga largas pausas para plantear la siguiente pregunta, no ayuda a calmar tus nervios. En este caso, tienes razón para estar preocupado, pues el reclutador tiene tan poco interés en ti que no sabe qué preguntarte. También está el otro lado de la moneda, cuando de improviso se levanta y te da las gracias por haber ido, dando por terminada la reunión.
  6. Disponibilidad. Si el reclutador da por terminada la entrevista y no te dice qué sigue en el proceso o pregunta cuándo podrías comenzar a trabajar, resígnate, el puesto no será tuyo.
  7. Nosotros te llamamos. Si no has oído esa frase, no has vivido. Es la expresión más usada para decir “no nos interesa tu trabajo. No esperes que te busquemos”.

¿Cuántas de estas señales notaste en la última entrevista que tuviste?

 

¿Quieres triunfar en tu próxima entrevista? Checa aquí algunas ideas.