7 síntomas de la adicción a las drogas en jóvenes y adolescentes

¡Comparte en tus redes!

Tu hijo podría estar presentando éstas señales mientras tú las ignoras

Es importante estar atento a los síntomas que podría estar presentando un joven que comienza o que ya está presentando problemas de adicción. ¿Cómo identificar éstas dificultades en nuestros hijos? ¿Cómo es que un joven o una chica encantadora comienza a convertirse en una presa fácil del abuso de sustancias nocivas?

Muchos padres ignoran que sus hijos son adictos en potencia cuando son consientes de que prueban alcohol.

De acuerdo con una publicación reciente de CNN, un especialista llamado Jan Ligon se volvió miembro de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales después de haber vivido una experiencia con un hijo adicto. El muchacho, de nombre Jon, se volvió dependiente del alcohol y las drogas. Al principio se enteró de que había probado marihuana, pero ignoró el caso asumiendo que sólo se trataba de un acontecimiento que experimentó su descendiente y que después se alejaría por completo de la situación.

Ignorar el hecho y creer que los muchachos saldrán por sí mismos o que sólo experimentaron una vez podría ser uno de los mayores errores que comete un padre. Por ello los expertos aseguran que es de carácter vital saber diferenciar entre la curiosidad juvenil de una inminente situación de drogadicción.

Lo que aconsejan los especialistas es sentarse a hablar con los hijos y preguntar si algo está pasando, por lo general, ellos dirán que no sucede nada, pero al menos se deja la puerta abierta para que ellos en algún momento puedan confiar y hablar del asunto.

Cambios radicales y de vocabulario

Una serie de cambios repentinos. Es normal que algún día decida cambiar su vestuario, pero no es normal cuando cambia radicalmente su manera de vestir. Sean Clarkin, vicepresidente ejecutivo de la Sociedad para Estados Unidos sin Droga, dice que se debe prestar atención a los verdaderos cambios de patrones y tratar de diferenciarlos de algún comportamiento específico inofensivo.

Es conveniente estar familiarizado en la jerga juvenil, pero aunque los jóvenes hablen de cierta manera a nivel general, los adictos o quienes se relacionan con drogas suelen utilizar algunos términos en su léxico que los diferencian del resto de los muchachos, palabras propias en relación con la preparación, venta o distribución se sustancias psicotrópicas.

Sustracción de productos del botiquín

Algunos productos desaparecen del botiquín sin que nadie en la familia haya estado enfermo. Por otro lado, si no se tiene botiquín en casa, es común que en su cuarto se presenten productos relacionados con fármacos. Gran número de adictos entre 12 y 25 años han usado jarabe para la tos con el propósito de drogarse al menos una vez en la vida.

Cambios en los cinco sentidos

De acuerdo con Salud180, cuando alguien fuma marihuana presenta un aumento en el gusto, visión y oídos, falta de memoria irritación en los ojos, falta de concentración, reacción retardada y paranoia.

Dificultades motoras

Cuando alguien consume barbitúricos, presenta dificultades al hablar, de coordinación, mareos, confusión, depresión y baja presión arterial.

Cambios emocionales

En el momento en que el individuo consume cocaína, anfetaminas y metanfetaminas se presentan cambios en las emociones y se puede presentar euforia, felicidad extrema, irritabilidad, inquietud y depresión.

Cambios fisiológicos

La persona que ha caído en adicción presenta pérdida de peso, paranoia, congestión nasal, incremento de la temperatura del cuerpo y aumento de presión arterial y pulso.

Otros síntomas

Una dependencia hace que el paciente se vuelva más desinhibido, tenga pérdida del conocimiento, reducción de presión arterial (dependiendo del tipo de droga), ataques, estado de coma y la muerte.

Parientes con adicción

Si dentro de la familia hay un pariente con adicciones, es imprescindible prestar atención a la influencia que éste miembro de la familia puede tener en nuestro hijo. Laurie Kramer, fundadora del Centro de Resistencia Familiar, asegura que la influencia de los padres es un pilar en la conducta del joven, pero la influencia de los hermanos mayores también marca mucho la vida de una persona de corta edad. Si la influencia es muy marcada se deben separar a los hermanos.

Hacer caso a la intuición

Muchas veces se tiene la sospecha, pero no se quiere investigar por miedo a estar equivocado y causar disgusto en los hijos, sin embargo las intuiciones podrían ayudar a actuar a tiempo y evitar una adicción.