¡Comparte en tus redes!

7 trucos infalibles para que tu hijo haga la tarea

tarea¡Falta poco! Antes de que te des cuenta, la calma habrá vuelto a casa y tus hijos comenzarán un nuevo ciclo escolar. En vez de preocuparte por encontrar actividades para mantenerlos ocupados, deberás enfocarte en lograr que hagan la tarea.

Sabemos que es todo un triunfo que recuerden cada uno de los ejercicios o actividades solicitadas, y que no hay tarde en la que no batalles con ellos para que dejen de jugar y se sienten a hacer la tarea, ¿cierto?

Para que este nuevo ciclo escolar no vuelvas a pasar por lo mismo, queremos compartirte unos trucos infalibles con los que lograrás que tus pequeños cumplan con sus deberes sin protestar.

  • Descanso. Tomando en cuenta que tu hijo ya pasó varias horas en la escuela, te sugerimos que antes de que haga la tarea se tome un descanso. No se trata de que tome una siesta, sino de que realice alguna actividad que le permita a su cerebro descansar y distraerse.
  • Comida. ¡Jamás dejes que tu hijo haga la tarea con el estómago vacío! De hacerlo, no tendrá la suficiente energía ni concentración para cumplir con sus deberes. Eso sí, evita darle dulces o alimentos con mucha azúcar, pues tendrá un subidón de energía, seguido de un bajón instantáneo. Lo único que querrá hacer es dormir.
  • Espacio. Elige un lugar con la menor cantidad de distractores. Si lo dejas estar en su recámara o en alguna habitación en la que la televisión esté encendida, será imposible que se concentre.
  • Horario. Al igual que con el lugar, también debes establecer un horario específico para hacer la tarea. Esto ayudará a que tu hijo cree hábitos de estudio.
  • Motivación. Algunos niños necesitan incentivos, por lo que podrías ofrecerle algún tipo de recompensa si termina la tarea temprano. ¡Ojo! No se trata de que le compres juguetes o dulces a cada rato. Puedes optar por incentivos más sencillos, como media hora de televisión, jugar con él o dar un paseo el fin de semana.
  • Ejemplo. Recuerda que los niños aprenden con el ejemplo. Si mientras él hace la tarea, te pones a hablar por teléfono, a ver la televisión o alguna otra actividad placentera, le parecerá injusto o que lo estás castigando. Por ello, es recomendable que “a la hora de la tarea”, realices alguna de tus labores domésticas, te sientes junto a él a leer o atiendas algún pendiente. Lo importante es que él vea que también tienes obligaciones que cumplir.
  • ¡No se la hagas! Sabemos que los maestros tienen la mala costumbre de encargar cosas que difícilmente podrán hacer los niños por su cuenta; sin embargo, es importante que dejes que tu hijo lo intente y haga su mejor esfuerzo. De otra manera, lo acostumbrarás a evitar los retos.

Si aplicas estos consejos, seguramente pronto tu hijo se hará el hábito de cumplir con sus deberes y hasta podrá adelantar tarea.

 

¡Ayuda a tu hijo a lidiar con el estrés escolar! Haz click aquí  y checa los tips.