¡Comparte en tus redes!

7 usos alternativos de las esponjas de cocina

En casa solemos tener decenas de artículos que tienen más de un uso; sin embargo, pocas veces los conocemos, por lo que dejamos pasar la oportunidad de ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo. ¿Te imaginas lo que podrías hacer con el jabón líquido para lavar los trastes o las esponjas de la cocina?

De hecho, en esta ocasión queremos enfocarnos en ese producto tan práctico y poco valorado. Después de leer esta nota, conocerás sólo algunos de los usos alternativos de las esponjas de cocina:esponja

  1. Plantas. Para mantener tus plantas húmedas por más tiempo, sin que tengas que regarlas a diario, sólo tienes que poner una esponja de cocina en el fondo de las macetas, antes de colocar la tierra y plantarlas.
  2. Refrigerador. Si quieres evitar los malos olores en tu refrigerador, debes humedecer una esponja de cocina y espolvoréala con bicarbonato de sodio. Colócalo en algún compartimiento de tu refrigerador para que absorba todos los olores.
  3. Embalaje. Puedes utilizar las esponjas de cocina para transportar cosas frágiles. Humedécelas y ponlas en la caja que usarás para guardar el objeto. Al secarse, tomarán la forma del artículo que van a proteger.
  4. Compresa. En vez de utilizar un paño o una bolsa de hielo, te recomendamos que uses una esponja limpia para bajar la fiebre. Sólo tienes que humedecerla con agua fría y ponerla en tu frente, espalda, nuca, cuello y axilas.
  5. Verduras. Para mantener tus verduras frescas por más tiempo, debes poner unas esponjas de cocina en el cajón en el que guardas tus vegetales. Éstas absorberán la humedad, por lo que debes asegurarte de exprimirlas con regularidad.
  6. Mascotas. Si tienes mascotas, sabrás que sus pelos se pegan en tu ropa, alfombras y muebles. Para que no batalles con ellos, te recomendamos que humedezcas una esponja y talles con ella las zonas llenas de pelo. Verás que los retiras con facilidad.
  7. Uñas. Para remover el esmalte de tus uñas, te sugerimos que sustituyas el algodón con una esponja de cocina. Podrás retirar el barniz con facilidad.

¿Conoces otro uso alternativo para las esponjas de cocina?