7 usos del vinagre blanco que no conocías

¡Comparte en tus redes!

Los productos que empleamos en la cocina muchas veces tienen otros usos que desconocemos, y que nos harían la vida más fácil. Uno de ellos es el vinagre blanco.

Aunque suelas utilizarlo en tus ensaladas o para la preparación de diferentes platillos, el vinagre blanco puede ayudarte en la limpieza de tu hogar, para mantener en perfecto estado objetos favoritos y hasta en el cuidado de tus plantas.

Para que te des una idea, aquí te dejamos siete usos del vinagre blanco que no conocías y que agradecerás haber descubierto:

  1. Plantas. Si tienes jardín, ahora podrás olvídate de los herbicidas químicos. Para acabar con la maleza, ahora sólo tendrás que rociarla con un poco de vinagre blanco. Sólo ten cuidado de que el líquido no toque las otras plantas, pues podría matarlas también.
  2. Cuero. Si quieres limpiar tus chamarras, bolsas, zapatos o muebles de cuero, te recomendamos que mezcles el vinagre blanco con aceite de linaza. Humedece un trapo con la preparación y pásalo por el objeto que quieres limpiar; posteriormente, púlelos con un paño suave. Verás que quedan como nuevos.
  3. Discos. Si alguno de tus CDs o DVDs se rayó, puedes mojar un trapo con vinagre blanco y usarlo para limpiar tu disco. Éste quedará en perfectas condiciones, por lo que volverá a verse y sonar como antes.
  4. Ropa. A la hora de lavar la ropa, el vinagre blanco tiene varios usos. Puedes emplearlo para deshacerte de las manchas sudor en la ropa blanca; sólo tienes que aplicarlo directamente en la zona afectada antes de lavar la prenda. Además, puedes vaciar un chorro de vinagre en tu lavadora antes de ponerla a funcionar, esto ayudará a eliminar olores y mantener los colores por más tiempo.
  5. Baño. Dado que a nadie le gusta lavar el baño, te sugerimos que incluyas al vinagre en tus artículos de limpieza. Si lo diluyes en agua, puede ayudarte a limpiar el espejo. Mientras que, si lo usas directamente en tus azulejos y muebles de baño, podrás eliminar las marcas de agua y el moho.
  6. Hormigas. Si estos insectos se han vuelto un problema en casa y no hay insecticida que acabe con ellas, el vinagre es la solución a tus problemas. Sólo tienes que humedecer un algodón con este líquido, para luego pasarlo por los lugares en los que las hormigas han hecho sus caminos.
  7. Cañerías. Para destapar de una vez por todas el tubo del fregadero, o alguna otra cañería, sólo tienes drenar toda el agua. Una vez que lo hayas hecho, echa por el drenaje una taza de bicarbonato de sodio, una de sal de mesa y otra de vinagre blanco. Deja reposar agua hirviendo y luego vierte agua hirviendo. ¡Adiós problema!

¿Qué te parece? ¿Cuál empezarás aplicar?