¡Comparte en tus redes!

8 de marzo, un día para reflexionar y actuar

Día Internacional de la MujerUna vez más llegó la fecha. Es momento de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, de analizar los avances que se han tenido en la lucha por la igualdad de género, y de emprender las acciones que nos permitirán lograr el cambio que tanto necesita la sociedad.

Por supuesto, este 8 de marzo puedes celebrar con las mujeres de tu vida, y felicitarlas por las increíbles cualidades que les da su anatomía, su personalidad y los derechos que han adquirido a lo largo de la historia; pero… ¿no crees que la ocasión amerita ir más allá y analizar qué haces para mejorar las condiciones de vida de esos seres que tanto dices valorar?

Podríamos comenzar con aspectos tan elementales como el derecho a la salud y la educación. Pese a los constantes avances de la medicina, la mortalidad materna sigue siendo un problema. Cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelan que más de 800 mujeres mueren al día, por causas relacionadas con el embarazo y el parto, mismas que puede prevenirse con la atención ginecobstetricia adecuada.

En materia educativa, han pasado más de 300 años desde que Sor Juana Inés de Cruz defendió el derecho de las mujeres a la educación al proclamar que “bien se puede filosofar y aderezar la cena”; sin embargo, aún persisten las disparidades en todos los niveles educativos. Ejemplo de ello es lo que ocurre en África, donde por cada 100 niños, sólo 70 niñas asisten a la escuela.

En cuanto a derechos civiles, es cierto que hoy en día las mujeres pueden votar y ser votadas para ocupar un puesto de elección popular; pero aún estamos lejos de alcanzar el 50-50 que promueve ONU Mujeres. En 2015, sólo 22% de estos puestos disponibles en el mundo eran ocupados por féminas.

Y si hablamos de puestos y cargos a desempeñar, debemos reconocer que las mujeres aún son relegadas en el ámbito laboral. Pese a realizar las mismas actividades, hoy en día las mujeres de todo el mundo siguen percibiendo 24% menos que los hombres.

Ello sin mencionar que son pocos los puestos directivos ocupados por féminas en todo el mundo. Simplemente, en los medios de comunicación, un sector en el que parecen tener mayor presencia, sólo 1 de 4 personas relacionadas con la difusión de información son mujeres.

Y si a eso le agregamos que, sólo en nuestro país, 1.4 millones de mujeres sufren acoso sexual en sus centros de trabajo (sin contar lo que ocurre en las calles y medios de transporte), podemos concluir que aún hay mucho que hacer en la materia para obtener la tan prometida igualdad de género.

Sí, este 8 de marzo hay mucho que celebrar, pero también es preciso actuar para mejorar la calidad de vida de las mujeres de todo el planeta. Para ello, no es necesario que promuevas una revuelta social u organices una marcha, basta con cambiar la mentalidad dominante. Comienza por ser respetar a la mujer que tienes al lado, por valorarla más allá de su físico y verla como un ser con las mismas capacidades que un hombre.