¡Comparte en tus redes!

Abuso infantil, los niños los más vulnerables

Luisa López MadueñoEl abuso infantil es todo tipo de agresión, explotación y maltrato físico o psicológico, cometido en agravio de un menor de 18 años de edad.

En todos estos tipos de abuso infantil siempre existirá algún tipo de afectación emocional, cuyo daño en ocasiones es irreversible.

La infancia es la etapa vulnerable en la que mayormente se presenta el abuso, y el abandono físico o emocional, así como el descuido (negligencia), es también una forma recurrente de abuso.

Normalmente cuando escuchamos la palabra “abuso”, inmediatamente solemos pensar que se trata de agresión física o sexual con o sin huellas evidentes, ya sean físicas o emocionales. Otra creencia negativa del abuso, es la tendencia a silenciar la situación, invitando al niño a callar o evitando dar parte a las autoridades para evitar mayores conflictos, vergüenzas o problemas, sobre todo cuando son perpetrados por algún miembro de la familia o cercano a ella, como suele suceder.

El abuso es igualmente peligroso en la formación psicológica del infante, cuando se trata también de abandono emocional. Las agresiones de este tipo pueden interferir en su desarrollo y calidad de vida, a grado de llevarle a pensar e intentar el suicidio.

Tipos de abuso:

Abandono.- Es la ausencia de proveer al menor sobre sus necesidades fisiológicas mas elementales de abrigo, protección, alimento; exponerlo al peligro e inducirlo a la soledad. Casos mas severos de abuso por abandono es aislarlo o encerrarlo por largos periodos incluso sin alimento.

Abuso emocional.- Es toda conducta de no hacer, no estar, no dar. Las necesidades físicas o emocionales del menor implican recibir afecto en el seno familiar o del exterior, desde el vecindario hasta la misma institución educativa donde coexiste con otros infantes. Las agresiones físicas y verbales, el denigrarlo, ignorarlo o negarle la atención que requiere, implica una forma de abuso emocional que afecta a veces en forma poco perceptible para los padres, tutores o maestros.

Abuso físico.- Recurrir al uso de la fuerza física por parte del adulto dejando huella evidente; arrojarle objetos, infringirle lesiones como cortarlo o quemarlo, entre otras aberrantes prácticas, es la forma de abuso mas común en la que no existe edad en particular para fijarla en estadística.

Abuso sexual.- Socialmente está catalogado como el abuso mas deleznable en contra de cualquier infante. Existen varios tipos de abuso sexual, sea bajo consentimiento o no, bajo amenaza o sin esta. Estos actos van desde tocamientos indebidos, exposición de genitales, toma y compartimiento de fotografías eróticas, violación, etc.

Los adultos, tengamos parentesco o no con los infantes víctimas de cualquier tipo de abuso, tenemos la obligación y responsabilidad de cuidar, proteger y garantizar el desarrollo equilibrado desde el ámbito psicológico, pues independientemente de que se trate del futuro de cualquier nación del mundo, son seres indefensos en los que continuará indudablemente nuestra descendencia.

Es fácil repetir el patrón, sobre todo cuando de niños fuimos de forma alguna abandonados desde nuestro entorno familiar. Sin embargo, la única opción para evitar el abuso en contra del menor, es transformando nuestra actitud de cuidados y protección hacia el estado de indefensión en que se encuentran los niños, dada la ignorancia o la misma pobreza que los padres pueden presentar.

Por ello, tenemos la obligación de informarnos y cuidar de forma sana y positiva a la sociedad del porvenir. Siempre la prevención será la mejor alternativa en favor de la niñez expuesta a cualquier tipo de abuso.

Facebook: Psicóloga Luisa López Madueño
Twitter: @dradelama
www.almatuvida.com

Luisa López Madueño