¡Comparte en tus redes!

Actividades infantiles para este verano, sanas y sencillas

Adriana SandovalYa estamos en vacaciones de verano y hay días que no sabemos qué hacer para que los niños no pasen el día frente a una pantalla. Hoy les voy a compartir algunas sugerencias de actividades rápidas, económicas y sencillas que pueden divertir y educar a los pequeños en cuestiones de salud y alimentación.

1.- Hacer un huerto. Puedes comprar algunas plantas de albahaca, epazote, hierbabuena, manzanilla, etc. Y sembrarlas con tus hijos, así aprenderán algo más sobre especias y alimentos. También puedes sembrar zanahorias, papas y las raíces de las lechugas hidropónicas. Usa guacales, macetas o directo en el jardín. A los niños les va a encantar cosechar sus alimentos o especias.

2.- Cocina algo que normalmente compras hecho. Hagan pasta o pizza desde elaborar la masa y la salsa. En Pinterest hay recetas sencillas y no necesitas aparatos sofisticados. También puedes elaborar mermelada o helado. Es importante que los niños sepan cómo se hacen los alimentos que tanto les gustan.

3.- Visita una granja o fábrica de alimentos. En las vacaciones hay visitas guiadas por algunas plantas de alimentos o pequeñas fábricas de quesos, también hay granjas donde los niños pueden conocer a vacas, pollos, cerdos, conejos, etc. y participar en el cuidado de estos.

4.- Germina leguminosas. Puedes usar chícharos verdes o lentejas, lava y déjalos remojando por 24 horas, cambia el agua y déjalos reposar por 24 a 48 horas, solo asegúrate que siempre estén húmedos y cubiertos por un trapo mojado. Cuando se germinen, escúrrelos y ponlos en un sartén con un poco de aceite de coco o vegetal y sal. Tus hijos tendrán una botana deliciosa, alta en proteína y sobre todo, hecha por ellos.

5.- Prueben alimentos nuevos. Lleva a tus hijos a comprar alimentos y que cada uno seleccione uno o dos alimentos que no conozcan o no consuman con frecuencia. Investiga cómo cocinarlos y decidan si les gustó o no. Si haces esto una vez por semana, al final del verano habrán incluido muchos sabores, colores y texturas a su alimentación.

6.- Visiten mercados típicos. Hace poco me sorprendió que un paciente de 10 años no conociera ningún mercado. Estos son parte de nuestra cultura y vale la pena que los niños los visiten, puede ser el de San Juan, San Ángel, Coyoacán o cualquiera que les quede cerca. Admirar la gran variedad de alimentos, flores, olores y colores les va a encantar.

Como verán, son sugerencias sencillas, claro que implican trabajo pero si lo hacemos con nuestros hijos, se convierte en convivencia. Cada una de estas actividades educa y crea consciencia. Empiecen por la que consideren más sencilla y si tienen dudas, ¡escríbanme!

Adriana Sandoval