¡Comparte en tus redes!

Aguas con las enfermedades tecnológicas

enfermedades_tecnologicasAtrás quedaron los años en los que sólo te preocupabas por las enfermedades que podías adquirir al comer en la calle o estar en contacto con alguien con gripa, sarampión o influenza; sin embargo, hoy en día debes cuidarte hasta de la tecnología.

Tal como lo lees, el uso indiscriminado de las computadoras, smartphones, tablets y demás dispositivos electrónicos ha dado pie a que surjan las llamadas enfermedades tecnológicas. ¿Has oído hablar de ellas?

  • Síndrome visual del ordenador. El uso excesivo de la computadora provoca  dolores de cabeza, cansancio visual, ardor ocular, ojos rojos, ojos secos, visión borrosa, fotofobia (intolerancia a la luz) y diplopía (visión doble). Por si fuera poco, el síndrome viene acompañado de dolores en el cuello, hombros, codos, antebrazo, muñeca y dedos.
  • Síndrome de la vibración fantasma. ¿Te ha pasado que sientes que tu teléfono vibra, pero al revisarlo descubres que no tienes ninguna llamada, mensaje o notificación? ¿Sí? ¡Felicidades, tienes síndrome de la vibración fantasma! Este padecimiento se presenta en quienes hacen uso indiscriminado de sus celulares, y suele venir acompañado de irritabilidad, dolores de cabeza e insomnio.
  • Nomofobia. Ésta es una de las enfermedades tecnológicas que más ha crecido en los últimos años. En términos generales, es la ansiedad por no tener el celular a la mano. Quienes la padecen pueden presentar palpitaciones, falta de aire, opresión en el pecho, nauseas, vómito y sudoración cuando no pueden emplear su teléfono.
  • Efecto Google. Es una enfermedad tecnológica relacionada con el rechazo del cerebro para recordar una información, porque para ello ya tiene al buscador numerosos sistemas de almacenamiento en la nube.
  • Cibercondria. El exceso de información disponible en internet ha provocado que muchas personas crean que sufren una o varias enfermedades de las que se han enterado en el ciberespacio. Al igual que la hipocondría, el individuo puede presentar síntomas asociados a los padecimientos que asegura tener.
  • Trastorno de identidad disociativo. Al estar constantemente expuesta a las redes sociales, puede resultarte difícil distinguir entre lo que ocurre en la vida real y en la vida virtual.

¿Cuántas de estas enfermedades tecnológicas te resultan familiares?