¡Comparte en tus redes!

¿Ahorrar o invertir? Esa es la cuestión

Columnista - Luis Moyano - 1000X525-2017Cada día es más importante tomar acciones para construir un futuro estable y mejor para nosotros y para nuestros hijos. Es por eso que se estimula el ahorro en la población y recientemente los fondos de inversión con rangos más bajos en las cantidades iniciales.

El impulso que el Gobierno de la República está dando ahora al tema de la educación financiera es muy importante porque brinda elementos para que la gente pueda tomar decisiones informadas sobre qué hacer con su dinero, cómo cuidarlo y eventualmente hacerlo crecer.

Está muy claro que para ahorrar puede acudirse a una institución bancaria y abrir una cuenta de cheques en la que puede depositar su dinero y verlo crecer. Sin embargo, para saber si se está tomando la decisión correcta con nuestro dinero debemos entender muy bien la diferencia entre ahorrar e invertir.

Ahorrar es guardar parte del dinero de que se dispone. Invertir es destinar capital para la obtención de un beneficio. Resulta extraño entonces que siempre se hable de ahorrar para el retiro y nunca de invertir para el retiro.

En pocas palabras, ahorrar es sólo guardar el dinero mientras que invertir es hacer algo productivo con ese dinero, para obtener un beneficio adicional para una causa específica. “Es no poner a trabajar tu dinero”.

Supongamos que se tiene la posibilidad una vez que se logra pagar todos los gastos fijos, de guardar una parte del ingreso mensual; ya sea salario, las ganancias de un negocio o cualquier otro tipo de ingreso. Y reservar una cantidad, por pequeña que sea, y guardarla, ya sea en una cuenta bancaria o en una alcancía; es ahorrar, es decir, conservar durante cierto tiempo una cantidad de dinero que tendrá un objetivo en el futuro. De inicio pinta bien pero la realidad es que en una cuenta bancaria difícilmente crecerá tu dinero por solo ahorrarlo.

Sin embargo, una inversión permite tener los ahorros “trabajando para ti”; a través de instrumentos de inversión con la idea de hacer crecer el capital y lograr más rápido los objetivos deseados y lo más importante, es hacer que tu dinero obtenga un rendimiento que, de preferencia, supere a la inflación. Siempre que inviertas tu dinero hazlo a través de una institución financiera establecida.

La importancia de ahorrar y tener invertido tu dinero.

A lo largo de tu vida puede pasarte que escuches de alguien al que se le presenten imprevistos que lo lleven a disponer parte de sus ahorros e inversiones o, inclusive, endeudarse, como puedes ser el quedar desempleado, enfermedad, retiro voluntario, deceso de algún familiar etc.. Esto es parte de nuestra vida, pero esto se puede evitar teniendo inversiones que te ayuden a encarar situaciones imprevistas.

Si por ejemplo si quieres comprar un automóvil, ahorrando, probablemente el tiempo que se tarde en reunir la cantidad necesaria para poder comprarlo, será mucho mayor que el tiempo en el que se podría realizar si inviertes el dinero.

Cuando hablamos de invertir, surge inevitablemente el tema de las variaciones que se pueden correr, por eso es importante acercarse con expertos que pueden recomendar un portafolio de inversión explicando las volatilidades que se pueden correr.

Uno de los factores a considerar cuando se habla de volatilidad es el tiempo. El horizonte de inversión, es decir el plazo recomendando de permanencia esta directamente ligado a las variaciones. En muchos casos un mayor horizonte en el fondo implica una menor volatilidad y viceversa, a veces la volatilidad es más marcada en horizontes muy cortos de tiempo. Por eso deberás tener presente que cualquier fondo independientemente de su categoría experimentará volatilidad, por eso planifica y adopta a tu inversión como a un negocio de forma que puedas verlo a largo plazo, es común que cuando se trata de un negocio propio uno puede tolerar rachas negativas, pero por lo general en inversiones es lo contrario, uno se desespera y termina asumiendo pérdidas cuando se puede recuperar a largo plazo al igual que un negocio.

No existe una fórmula infalible que nos diga cómo, cuánto, cuándo y en dónde debemos de invertir para alcanzar nuestras metas. Sabemos que, si se empieza joven, se tendrá más dinero y á mayor posibilidad de hacerlos realidad

Lo más importante es estar seguro de que se invierte en una institución financiera sólida. Para más información visita; www.bursanet.com.mx/

Luis Moyano