¡Comparte en tus redes!

CÓMO AHORRAR LUZ Y GAS ANTE LA ELEVACIÓN DE TARIFAS

 

La Comisión Federal de Electricidad de México (CFE), es como esos ex que te vuelven a buscar y de los que una piensa ¡qué quieren, una carta de recomendación o qué?

¡Demonios! Pishi subida de precios de nuevo a la luz y por su fuera poco ¡también al gas! Así que vayan bajándole a la cantada y a la gastada de agua en el baño porque ¡señoras y señores el incremento de la maravillosa e invocadora CFE será de entre 3.2 y 4.5% tanto en el sector industrial y comercial, mientras que en el uso doméstico "sólo" aumentará 2.4%!

gas

Ya en el segundo día de arranque de 2017 y a prevenir, porque ¿llorar, pa´qué? Porque esto ya es un hecho desde el primerito día de enero de 2017, aunque respiremos "un poco", pues las tarifas de bajo consumo preservan los mismos costos desde diciembre de 2015, mientras que las de alto consumo (DAC), son las que se elevaron a 2.4 % en comparación con diciembre de 2016, conforme a datos provistos por el diario Milenio.

Por otro lado nos encontramos con la sorpresita más chabocha que es ¡la liberación de los precios del gas, es decir, que también a partir del 1ª de enero de 2017 las tarifas de gas se "liberaron" como la ballena Willy y después de 50 años de ser administradas por nuestros amadísimos gobiernos pueden fijar su propio precio alineándose a las condiciones de mercado, tipo de cambio, precio internacional de la referencia y los costos de logística ¡ahí na´más!

En corto ¿cómo ahorrar luz?

  • Si quieres ahorrar un 75% de energía eléctrica, cambia tus focos actuales por focos ahorradores, pues además duran 10 veces más que los focos incandescentes, iluminan mejor y ayudan al medio ambiente pues desprenden menos calor.
  • Mantén apagadas las luces que no uses, como en entradas principales por la mañana, porterías o pasillos.
  • Aprovecha la luz natural y acostúmbrate a sólo prender la luz de la habitación donde te encuentres.

Y ¿el gaaaaaas?

 

  • Si utilizas la estufa por prolongados periodos de tiempo, seguramente con ello gastarás más gas que con el calentador; para ello, mantén siempre bien cerrados los pilotos de la estufa y utiliza cerillos largos para encenderla.
  • Cubre con papel aluminio las charolas que rodean las hornillas para que el calor se refleje hacia arriba.
  • Asegúrate de que la combustión en las hornillas se realice con la cantidad de aire adecuada, de no ser así, te darás cuenta si la llama es naranja en lugar de azul.
  • Por las noches, o cuando no lo utilices, pon al mínimo el termostato del calentador y si sales de vacaciones, mejor cierra la llave del gas.
  • Si tu calentador tienen más de 7 años ¡jubílalo!, pues seguramente es ya muy difícil que te ahorre esos pesos preciados.

NOTAS RELACIONADAS

¿Cuál es el momento para empezar a ahorrar? Aquí.

Es mejor comenzar desde temprano: enséñales a tus hijos a ahorrar. Aquí.

Quiero ahorrar mi dinero, pero no sé dónde. Aquí.