¡Comparte en tus redes!

Ahórrate lágrimas y busca que tu compañero de vida sea así

companero_de_vida¡Oh el amor, el amor! Tan necesario en la vida, pero también tan doloroso. Más veces de las que quisiéramos admitir, hemos elegido a la persona equivocada y acabamos llorando como Magdalenas y devorando cuantas golosinas tenemos a la mano.

Si la desolación por un noviazgo fallido es tan fuerte, ¿imagina cómo te sentirías si tu matrimonio fracasara? Elegir un compañero de vida es mucho más complejo que encontrar una pareja. No basta con buscar una persona con la que seas compatible o que te atraiga, debes ser más selectiva.

En vez de prestar atención al físico, debes enfocarte en hallar a una persona que cuentes con estas cualidades:

  • Honestidad. Ninguna relación puede sobrevivir sin honestidad, por lo que debes buscar un compañero de vida que no tenga secretos ni reservas contigo.
  • Sentido del humor. No hay mejor compañía que la de una persona que sabe cómo hacerte reír, pero sobre todo que es capaz de reírse de sí mismo y de identificar los momentos en los que necesitas con desesperación una sonrisa.
  • Atracción sexual. No hay forma de que una relación dure sin una buena vida sexual. Por ello es importante que haya atracción y química sexual con la persona con la que decidas compartir tu vida.
  • Independencia. Busca que tu compañero de vida sea independiente y capaz de realizar actividades de ti. El hecho de estar en una relación no implica que no puedan tener otros intereses o que tengan que olvidarse de sí mismos.
  • Fidelidad. Para que su relación triunfe es necesario que ambos sean fieles, y que no sean capaces de engañarse física y emocionalmente. Cuando la idea acercarse a otra persona cruza sus mentes es que ya no tiene sentido estar juntos. Se habrá perdido lo más importante: la confianza.
  • Romance. No habrá mejor compañero de vida que aquél que se esfuerce todos los días por conservar tu amor. Jamás dará por hecho que debes permanecer a su lado. Valorará tu independencia y comprenderá que, pudiendo estar en cualquier parte, decidiste estar con él.
  • Ambición sana. Busca que tu compañero aspire a tener una mejor vida, no sólo económica o profesionalmente, sino que esté dispuesto a trabajar hombro a hombro contigo para que cada día sean más felices.

Lo más importante es que recuerdes que no hay relaciones perfectas. Todas pasan por buenos y malos momentos. Es la actitud con la que enfrentan los retos lo que define su éxito como pareja.