¡Comparte en tus redes!

Alex fue el loro más inteligente de la historia

Murió hace casi diez años, pero su vida sigue sorprendiendo a algunos científicos. Su dueña lo compró en una tienda de mascotas cuando él tenía un año de edad, y le puso de nombre Alex, que son las siglas en inglés de Avian Learning Experiment (Experimento de Estudio Aviario).

Alex fue un loro gris africano que contribuyó a avances científicos. Pues antes de la existencia de ésta ave se pensaba que los loros no eran tan inteligentes, y que sólo aprendían palabras por imitación.

16-oct-2015-LoroAlexChica

Irene Pepperberg, psicóloga y etóloga estadounidense, fue la encargada de enseñarle el lenguaje humano al loro, no sólo aprendió las palabras, sino que las comprendía. El experimento duró 30 años, hasta la muerte de Alex el 6 de septiembre del 2007.

Alex era capaz de decir 150 palabras, reconocía 50 objetos y los llamaba por su nombre, identificó siete colores, sabía reconocer conceptos de cantidades del uno al seis y también cinco formas geométricas diferentes, distinguía tamaños bajo la lógica de “grande y pequeño”, incluso daba respuestas correctas a las preguntas que le hacían.

Fue tan inteligente que cuando se cansaba decía “Me voy”, rehusándose a seguir trabajando. Su fruta favorita fue el plátano y lo pedía cuando quería comerlo; si pedía plátano y le daban una nuez, la rechazaba.

Lo más insólito de Alex

Uno de los acontecimientos más espectaculares fue cuando le mostraron una manzana y le preguntaron qué era. Alex la observó y después la probó. Nunca había visto ese fruto, así que inventó un nombre y la llamó “plataneza”. En su mente relacionó el sabor con el plátano, y asimiló el color de la manzana con una cereza, así que decidió inventar una nueva palabra.

Una noche antes de morir, la doctora Pepperberg asegura que cuando le dijo a Alex que era hora de dormir, el loro le dijo: “Eres buena, te quiero”, y ella respondió: “yo también te quiero”. Alex dijo: “te veré mañana”, ella respondió “sí, te veré mañana”.

Irene logró un avance fuera de lo común al instruir a su loro por más de 30 años, y aunque su entrenamiento fue con fines científicos, es cierto que perseverando todos podemos lograr grandes cosas, aprendamos de la lección que nos dejó Alex.

Eres un ser inteligente dotado de habilidades y capacidades, más de las que podría tener un loro gris. Aprovecha tu potencial.