¡Comparte en tus redes!

Amas a tu esposo y ¿quieres una aventura sexual?

Amasa tu esposo y quieres una aventura sexual

Amasa tu esposo y quieres una aventura sexual

¡Acostarte con otro hombre que no sea tu esposo! ¿esa idea comienza a hacerte cosquillas y no te deja en paz?, ¿comienzas a pensar en la posibilidad de darse un pequeño permiso?, tal vez nadie se entere y muy probablemente las cosas terminen bien. Si esos son tus argumentos... simplemente eres una idiota.

Seguramente la tentación que tienes es muy fuerte y haces esfuerzos por no permitir que algo más allá de la fantasía ocurra, pero si estás a punto de ceder recuerda que podrías arrepentirte toda la vida.

Lamentablemente en Internet puedes encontrar muchísima información invitándote a tener una aventura ¿quiénes escriben ese tipo de notas? Personas pendejas a las que no les importa tu bienestar, ni tu vida. Sólo quieren un mayor número de conteo de visitas en sus portales o perfiles, pero créeme, tú no les importas ni un reverendo cacahuate. ¿Quieres tener una aventura sexual? Aquí algunas ideas que te ayudarán a pensar de forma más clara, te lo decimos con mucho cariño, por tu propio bien.

Seguramente estás siendo atraída por un sujeto que te está cautivando, crees sentirte enamorada y comienzas a compararlo con tu marido, injustamente por supuesto.

1.- Pon un alto desde el principio. Establece límites con otros hombres, ellos son muy sutiles y a veces unos expertos de la seducción, hay unos que tienen mayor éxito que otros, así que mantente alerta siempre.

2.- No está enamorado de ti. La infinidad de atenciones y cortejos de un hombre a una mujer casada nunca son bien intencionadas, ese hombre no está enamorado, sólo quiere sexo, así que no te engañes. Muy seguramente su esposa le resulte más atractiva que tú, de lo contrario ya la habría dejado ni lo hará, tú sólo eres un trofeo. No justifiques las acciones de alguien que quiere ser tu amante diciendo "es que está enamorado", cuando tu cónyuge o su pareja lo descubra te negará al instante. ¿Te has puesto a pensar cuántas personas desearían hacer una vida con una mujer casada y con hijos?

3.- Todo sale a la luz. Si estás pensando que nadie se va a enterar... estás más que tonta. Tarde o temprano la verdad siempre sale a la luz.

4.- Secuelas. Cuando seas descubierta te habrás sentido utilizada, abusada, tonta e ingenua, avergonzada, estresada y... bueno, aunque tu marido te perdone, jamás podrás liberarte de la carga emocional de este asunto.

5.- ¿Ya pensaste en tus hijos? La persona infiel no solo traiciona a su pareja, lo hace con toda su familia ¿serás capaz de mirar a tus hijos a la cara sin tener nada de qué avergonzarte?

6.- Embarazo. Imagínate que quedaras embarazada de otro hombre, ¿en serio crees que podrías vivir con esa mentira?

7.- ETS. El sexo fuera del matrimonio es una conducta de riesgo, así que ten mucho cuidado, una infidelidad te acerca más a contraer enfermedades de transmisión sexual.

8.- Tu familia. No todo gira alrededor de ti, tu pareja y tus hijos sufrirán como no tienes idea, el daño que les provocarás será irreparable.

Se han puesto de moda los artículos y notas con títulos como "buenas razones para ser infiel", ¿crees que a las personas que escriben esas cosas les importas? superar y perdonar una infidelidad es muy complicado, así que no te engañes. Por tu propio bien, no cometas una infidelidad.