¡Comparte en tus redes!

El amor en los tiempos del Tinder

Alessia_DI_BARI_1Ahora que se acerca el taller de pareja que mis socios y yo damos una vez al año y que mi situación sentimental dio un brusco giro a finales del año pasado y por lo tanto estoy de vuelto en el mundo de la soltería, traigo el tema de las apps muy presente.

Y es que, es el pan nuestro de cada día, muchas y muchos de mis pacientes me preguntan qué hacer y por qué fulanito o perenganita les dejó de hablar (gosthing) si todo iba tan bien, según ellos.

Así que, yo creo que hay que empezar por el principio, las aplicaciones como Tinder, Bumble Bee, Happen’d y demás son una herramienta y como tal, su uso depende de quien la utiliza. Es decir, hay todo tipo de personalidades e historias, entonces no te lo tomes tan en serio, diviértete.

Algo que yo he notado es que al ser una herramienta donde fácilmente puedo descartar a alguien, se vuelve fácil hablar o dejar de hablar con alguien, proponer algún tipo de encuentro sexual –que normalmente no haría si lo/la tuviera frente a frente- o simplemente decir las cosas sin preocuparme porque igual, no conozco a la persona con la que estoy chateando y sino me vuelve a hablar… da lo mismo.

Entonces, lo que te podría recomendar son 3 cosas para que –desde mi perspectiva- saques el mayor provecho de las herramientas que hoy están al alcance de todos nosotros y que no mueras en el intento de encontrar el amor en estos tiempos donde la tecnología se ha convertido –para muchos- en parte fundamental para lograrlo.

  1. ¡Es un juego! Si te lo tomas muy en serio te la vas a pasar MUY mal. Se trata de conocer gente y también conocerte a ti en el proceso; ver qué es eso que generas normalmente en los otros. Tal vez te vendes como una persona muy abierta y en cuanto te hacen una pregunta directa, te espantas o quizás no entiendes por qué nadie te invita un café, pero sí todos se quieren ir a la cama contigo o viceversa. Yo creo que es una gran oportunidad para observar cómo te comportas y qué cosas te dan miedo.
  2. ¡Se tú! Aprovecha la herramienta a tu favor, si igual no sabes si la otra persona te va a volver a escribir o no, se tú. Algo que intentamos la mayoría de nosotros cuando salimos con alguien es ser “perfectos” o tener una cita “perfecta” y eso no existe, sólo nos rigidizamos y disfrutamos poco del momento. Mejor, aprovecha para probar ser auténtico(a) y mostrarte así como eres… si a la otra persona le late ¡bien! Y sino ¡también! Igual, entonces no es la persona que quieres para ti y así todos ganan.
  3. ¡Arriésgate! Es un gran lugar para aprender, para ir dando pasitos y atreverte a hacer y/o decir cosas que generalmente no haces o dices. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar.

Ponlo en práctica y dime qué tal te va… si quieres aprender más acerca de tu estar en pareja –la tengas o no- te esperamos en Empareja2, para mayores informes marca al 68409301 o vía whatsapp al 044 55 4879 0009

¡Nos vemos por acá para trabajar juntos en tu visión de la pareja que quieres para ti!

Alessia Di Bari