¡Comparte en tus redes!

Amor por Internet vs amor en persona

Amor por Internet vs amor en persona

Amor por Internet vs amor en persona

Amor por Internet vs amor en persona, ¿qué es lo mejor para establecer una relación sólida? ¿Qué determina que una relación que inició en Internet pueda tener éxito?

Amor por Internet

Los expertos aseguran que un usuario en redes sociales o que creó un perfil con el propósito de ligue en algún portal específico, muestra su mejor fotografía, resalta sus cualidades y esconde sus defectos. Esta situación no es tan marcada cuando se conoce a alguien en persona, ver a alguien cara a cara permite un conocimiento más completo, sin filtros en las fotografías de perfil y con una idea más clara de cómo es su personalidad.

SABIDURÍA QUE AYUDA: El investigador Matthew Bambling, experto en psicología de la Universidad Tecnológica de Queensland, en Australia, realizó un estudio y concluyó que la precipitación de un usuario en juntarse con alguien que conoció en la web lleva al fracaso, pues se involucra sentimentalmente antes de conocer bien a la otra persona. Los problemas se agravan cuando alguien miente sobre sí mismo, pues las mentiras se descubren a tan solo unos meses de haber iniciado la relación formal. La mayoría de las rupturas y chascos vienen tras descubrir que una o las dos personas involucradas son muy diferentes a como se definían inicialmente a través de Internet. El experto aconseja conocer lo más pronto posible en persona a quien se conoció en Internet.

La mayoría de las relaciones virtuales son pasajeras, de fácil acceso y salida, en cualquier momento puede oprimirse la tecla suprimir. Este tipo de relaciones virtuales son llamadas “amor líquido”, según el sociólogo Zygmunt Bauman, pues no tiene ni solides ni consistencia. El amor líquido especula sobre lo que más le conviene, no tiene entrega, hombres y mujeres de la sociedad líquida son más autónomos, pero más solitarios, viven en la inseguridad y el encierro.

Amor en persona

En palabras del propio Zygmunt, el amor sólido se construye con mejores cimientos, comparten pasatiempos y conocimientos. Quienes comparten un amor líquido tienen resultados efímeros y endebles, pues el Internet ofrece algo fugaz y fragmentario. El amor en persona no se puede eliminar con bloquear a alguien de una red social, sugiere trabajo en equipo para superar cada dificultad, pero si se desea éxito se necesita trabajar con inteligencia.

Trabajar en un amor inteligente requiere fortalecer tres ingredientes importantes, que sólo se consiguen conviviendo personalmente desde los primeros días: Buen entendimiento y una sana relación sexual, que se consigue y mejora con el tiempo; Compenetración sociológica, que implica unir corazón y cabeza, dicho de otra manera, una adecuada armonía entre los sentimientos y las razones; y compenetración espiritual, esto pasa cuando una pareja aspira y supera los problemas de la vida.

Un amor con principios es más sólido y duradero, la pareja se acostumbra a trabajar en equipo, son más íntimos, hay mayor fidelidad y un esfuerzo cotidiano por construirse.