¡Comparte en tus redes!

¿Amor romántico, ideal o real?

Mariesther Martinez ErozaEn esta universidad de la vida una de las asignaturas de más alto calibre son las relaciones afectivas. Y esto porque en ella involucramos emociones, sentimientos y pasiones. Situaciones como amor, fidelidad, celos, lealtad, etc., se ponen a prueba cuando nos relacionamos con alguien más y el anhelo de encontrar a nuestra alma gemela siempre está presente.

Nos vendieron desde chicos el tema del amor en distintas presentaciones: tenemos el amor romántico, el amor ideal y el más difícil es el que enfrentamos a veces a golpes, el amor real.

El amor romántico es ese lleno de ilusiones, el que viene en caja de chocolates con corazones de algodón y todo el oropel que lo envuelve. Ese amor que rodeamos en una nube de caramelo y no nos permite ver lo que no anda bien. El amor romántico es el que dura los primeros meses de la relación porque está lleno de dopamina, neurotransmisor que generamos internamente y nos tiene siempre alborotados, con mariposas en el estómago viendo a la pareja como la más guapa, el más atlético, el mejor. Por eso se le llama novio, porque NO vio.

El amor ideal es el que viene en forma de “príncipe azul” que llegará en su corcel blanco a salvarme de todos los problemas, o de esa “princesa encantada” que nunca cambiará. Es el que genera las grandes expectativas en cada relación esperando que esa persona se convierta en lo que no es. Es cuando decimos “le gusta tomar unas copitas” cuando es un alcohólico, o “me cela porque me ama” y es una posesiva controladora. Ojo, tendemos a idealizar pensando que con el tiempo las cosas cambiarán.

Y por supuesto está el Amor Real. El más difícil de todos porque implica que pongas los pies sobre la tierra y te des cuenta con quién estas relacionándote verdaderamente. Una persona con una gran cantidad de defectos, de temas pendientes por resolver y a quien amarás a pesar de esos defectos. Una historia personal diferente a la tuya y que con el tiempo aprenderán a alinear hacia un proyecto en común. El amor real es el que pasa las pruebas difíciles, el que va madurando con el tiempo. El que te obliga a ceder en algunos aspectos y hacer sacrificios en otros. Es como lo que hacemos por los hijos a quienes amamos incondicionalmente. Si puedes tener eso con una pareja y permanecer unidos con respeto a través del tiempo, eso es amor real.

Y tú… ¿desde qué tipo de amor te estás relacionando?

Mariesther Martínez Eroza