¡Comparte en tus redes!

¿Andar mucho tiempo en bicicleta es causa de impotencia sexual?

¿Andar mucho tiempo en bicicleta es causa de impotencia sexual?

¿Andar mucho tiempo en bicicleta es causa de impotencia sexual?

Es verdad, muchos han relacionado esta práctica con algunos problemas sexuales, hay quienes aseguran que es causa de infertilidad, impotencia sexual e insensibilidad, pues es preocupante ver cómo rebotan los testículos o cuando la bicicleta pasa por terrenos irregulares, además de que hay presión constante contra el asiento mientras se viaja y se hace ejercicio.

Parece algo preocupante, pero pensar que la bicicleta sea causa de infertilidad, impotencia o insensibilidad es uno de los mayores mitos en relación a la bicicleta, tanto para mujeres como para hombres.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Los estudios que se han hecho no son muy contundentes, unas investigaciones han asegurado que la bici vuelve insensibles a las mujeres, otros estudios demuestran que la bicicleta causa trastornos genitales y disfunción eréctil. En otra investigación, más extensa y con una muestra de más de 5 mil ciclistas, no se encontró ninguna asociación con el tiempo de ir sentado y la infertilidad. El estudio se basó en ciclistas que hacen más de 300 kilómetros, así que los que lo hacen de forma ocasional tienen menos riesgo.

El ciclismo no es causa de impotencia, pero de todas formas necesitas cuidarte y no usar ropa muy ajustada, en los recorridos largos con mayas ceñidas sometes a los testículos a un machaque constante. Los asientos de las bicis son duros y perjudican el riego sanguíneo de los genitales y estos transmiten vibraciones cuando se pasa por terrenos irregulares.

Algunos especialistas en este deporte recomiendan que el ciclista se ponga de pie sobre los pedales cada media hora, eso significa un descanso oportuno para los testículos y el cuerpo en general.

El escroto tiene la capacidad de encogerse cuando hace frío, así los testículos se acercan al cuerpo para buscar algo de calor. Cuando hace mucho calor el escroto cuelga un poco más para mantener la temperatura ideal. Por eso se recomienda ropa holgada, que le de más libertad a los testículos.