¡Comparte en tus redes!

Anorgasmia: qué es, qué la causa y cómo tratarla

anorgasmiaUsualmente, estamos concentrados en encontrar los beneficios del orgasmo, cómo lograr ser multiorgásmica o en la forma de prolongar esos momentos placer absoluto, que nos olvidamos que hay muchas mujeres que son incapaces de llegar al clímax.

La ausencia del orgasmo, no importa si es durante la penetración vaginal o la estimulación del clítoris o senos, se conoce como anorgasmia y es una condición que afecta a cuando menos 10% de las mujeres.

Vale la pena aclarar que las mujeres anorgásmicas sienten deseo y disfrutan del sexo, sólo que la fase del clímax no se manifiesta. Situación que inevitablemente afecta la interacción sexual con la pareja.

De acuerdo con los especialistas, 90% de los casos de anorgasmia están relacionados con cuestiones y no fisiológicas. Aunque debes saber que el consumo de bebidas alcohólicas y algunos medicamentos, así como el estrés y la monotonía pueden afectar la capacidad de llegar al clímax.

Existen dos tipos de anorgasmia:

  • Primaria. Cuando ningún método de estimulación (masturbación, sexo oral, penetración, etcétera) funciona. Afecta entre 10% y 15% de las mujeres con anorgasmia.
  • Secundaria. Cuando en el pasado se alcanzaba el orgasmo, pero hoy en día es imposible. Entre 33% y 50% de las mujeres se ven afectadas por ésta.

¿Cómo tratarla?

  • De entrada, es importante acudir con el sexólogo para que te ayude a replantear tus actividades sexuales y te muestre otras formas de estimulación, individual y compartidas.
  • La mayoría de los casos de anorgasmia secundaria se deben a una mala comunicación de pareja, a problemas maritales u otras cuestiones que se trasladan a la intimidad, afectado tu sexualidad. Mientras no se solucionen esos asuntos, difícilmente volverás a tener un orgasmo.
  • Algunos tips para superar la anorgasmia:
  • Debes reconocer tu zona íntima para identificar lo que te provoca placer. Para ello, no hay nada mejor que tocarte. Incluso, puedes utilizar un espejo de mano para observar exactamente lo que estás haciendo.
  • Retrasa la penetración lo más que puedas. Mientras mayor estimulación previa tengas, mejores probabilidades tendrás de alcanzar el orgasmo.
  • Practica diariamente los ejercicios de Kegel. Con ellos ejercitarás tus músculos vaginales y será más sencillo sentir placer.
  • Recuerda que el principal órgano erótico de la mujer es el cerebro, por lo que puedes estimular tu imaginación con algunos relatos o películas con alto contenido sexual.

Sin embargo, lo más importante es que te sientas a gusto con tu cuerpo, reconozcas su belleza y te des la oportunidad de disfrutar las actividades más sencillas, como practicar deporte o hacer ejercicio.

 

¿No estás familiarizada con los ejercicios de Kegel? Aquí te decimos cómo hacerlos.

Checa aquí unas técnicas de masturbación femenina