¡Comparte en tus redes!

Anticípate y habla con tu hijo de los sueños húmedos

Anticípate y habla con tu hijo de los sueños húmedos

Anticípate y habla con tu hijo de los sueños húmedos

Tengo una pregunta para ti, padre de familia, ¿recuerdas cuando tuviste un sueño húmedo?, para muchos jóvenes en la edad de la pubertad puede resultar algo vergonzoso y confuso, pero se trata de algo completamente normal, es por eso que debes de hablar con tus hijos de este tema y aclararles que experimentan muchos hombres en esa etapa de la vida.

Los sueños húmedos son conocidos como poluciones (eyaculaciones) nocturnas, un muchacho en la edad de la pubertad experimenta este tipo de sueños, que por lo general vienen acompañados de imágenes sexuales. En algunos casos el joven despierta durante el sueño, pero otras veces sigue durmiendo.

Este tipo de sueños comienzan en la pubertad, cuando el cuerpo comienza a producir más testosterona, que es la principal hormona masculina. Algunos jóvenes pueden sentirte avergonzados o incluso culpables. Por eso debes anticiparte y hablar de este tema con tu hijo antes de que llegue a la pubertad, dile que no se pueden evitar ni controlar los sueños húmedos. Los sueños húmedos pueden presentarse algunas veces en la edad adulta.

Desde el inicio de la pubertad pueden ocurrir en cualquier momento, sin embargo no todos los experimentan, en ocasiones un sueño húmedo provoca que las sábanas estén sucias en la mañana, pero otras veces pueden pasar desapercibidos, o sea, el muchacho no se da cuenta de lo que pasó.

A veces los jóvenes en la etapa de la pubertad depositan la ropa  y las sábanas en el cesto de la ropa sucia, algunos muchachos comienzan a lavar su propia ropa por primera vez, lo hacen en forma discreta. Si no has hablado con tu hijo de este tema acércate y pregúntales si desean hablar de algo o si tienen algo que preguntarte.

Si notas que tu hijo se siente molesto o avergonzado, asegúrate de hacerle entender que se trata de fenómenos completamente naturales. Puede ser que ya tocaste el tema, entonces tu hijo te preguntará por qué no ha tenido sueños húmedos como sus compañeros. Dile que estas cosas no ocurren en un tiempo establecido, a veces los adolescentes no se dan cuenta y otras veces pareciera que un hombre nunca los ha tenido, pero no hay nada de malo en ello.