¡Comparte en tus redes!

Aplica estas técnicas para eliminar el estrés laboral

tecnicas_estresAntes de entrar de lleno con esta nota, tenemos una pregunta: ¿existe alguien en este mundo que nunca se haya sentido estresado? ¡Lo dudamos! Las jaquecas, dolores musculares, gastritis, irritabilidad, falta de concentración y taquicardias, entre otros síntomas, se han vuelto parte de nuestro día a día.

El problema es que el estrés laboral no se limita a ocasionar algunos malestares, sino que suele desencadenar enfermedades cardiovasculares, gastrointestinales y musculares, por no mencionar la clara afectación a la vida personal. Así que, ¿por qué no hacemos algo por combatirlo?

Desde luego, debes adoptar medidas que te permitan optimizar tu tiempo en la oficina y aumentar tu productividad para evitar que el estrés te ataque con toda su fuerza. Pero… si ya te golpeó, ¿qué haces? “Tomar las cosas con calma”, como suelen decir muchos, no sirve de nada, así que vale la pena aprender algunas técnicas de relajación.

Dado que estas medidas están enfocadas en que aprendes a controlar tus emociones, puedes usarlas antes, durante o después de un acontecimiento estresante:

Respiración profunda. Esta es la técnica más conocida, y aunque muchos la recomiendan, pocos la saben realizar correctamente. Así que repasemos lo que debes hacer:

  • Inspira profundamente, mientras cuentas hasta cuatro
  • Contén la respiración, mientras cuentas hasta cuatro
  • Suelta el aire por la nariz, mientras cuentas mentalmente hasta ocho.

Recuerda que respirar profundamente te permitirá controlar cualquier reacción fisiológica al estrés.

Detención del pensamiento. Esta técnica no es tan sencilla de realizar, pues necesitas controlar tu mente, así que probablemente te llevará un poco de tiempo el poder dominarla.

Los pasos que debes seguir son:

  • En cuanto comiences a sentirte incómodo, nervioso o alterado, concéntrate e identifica todas las cosas negativas que pasan por tu mente (odio, miedo al fracaso, culpa, etcétera).
  • Repite varias veces: ¡Basta!
  • Sustituye los pensamientos negativos por unos positivos. (Justo aquí es donde muchos desisten, pues les resulta imposible verle el lado bueno a las cosas o pensar en otra cosa que no sea lo desgraciados que son).

Relajación muscular. Trataremos de que elimines la tensión que se ha apoderado de tu cuerpo, así que:

  • Siéntate en una posición cómoda y cierra los ojos.
  • Relaja lentamente los músculos del cuerpo. Comienza con los pies y ve subiendo hasta llegar a la cabeza.
  • Imagínate en un lugar en el que te sientas en paz. Puede ser la playa, tu casa de la infancia, un parque, tú decides. Piensa qué te gustaría hacer si estuvieras ahí. Permanece en tu lugar apacible por 10 minutos y abre lentamente los ojos. ¡Te sentirás como nuevo!

Recuerda que la práctica hace al maestro, así que mientras más veces apliques estas técnicas, más sencillo te será relajarte.

 

¿Sabes cuáles son las principales causas del estrés laboral? Aquí te decimos.