¡Comparte en tus redes!

Aplica estas técnicas para dejar de fumar

¡Felicidades! Si estás leyendo esta nota es porque tienes la intención de dejar el desagradable hábito de fumar. Probablemente, lo has intentado varias veces en el pasado y no tuviste éxito.

Como tú, millones de personas en el mundo intentan alejarse del tabaco, pero terminan recayendo. Para todos ustedes es este texto. En él encontrarás algunas de las técnicas más efectivas para dejar de fumar de una vez por todas.dejar_de_fumar

Antes que nada, debes saber que la nicotina funciona tanto como estimulante, como agente depresivo. Esto significa que al principio aumenta tu frecuencia cardiaca y hace que te sientas más alerta, pero después de un rato sentirás agotamiento y depresión, por lo que invariablemente experimentas el deseo de fumar otro cigarro.

Pero eso no es todo, diversos estudios han demostrado que la nicotina presente en el tabaco es tan adictiva como la cocaína o la heroína. De ahí que te resulte tan difícil dejar de fumar. Pero difícil no es lo mismo que imposible, así que no te desanimes. Miles de personas a lo largo y ancho del planeta han demostrado que es posible dejar ese asqueroso vicio.

Aquí una lista de las técnicas más efectivas:

  • Ponlo por escrito. Para lograr un cambio en la vida, es necesario ponerlo por escrito. Anota todos los motivos por los que deseas dejar el tabaco. Pon esa lista en un lugar donde la puedas ver y ve añadiendo nuevas razones conforme se te vayan ocurriendo.
  • Apoyo. Si cuentas con el apoyo de amigos y familiares, tendrás mayores probabilidades de cumplir tu meta. ¿Imaginas cómo sería alejarte del cigarro mientras todos tus amigos fuman? Si nadie muestra disposición para ayudarte a dejar de fumar, puedes buscar un grupo de apoyo.
  • Desencadenantes. ¿Has detectado cuáles son los momentos en los que tienes la necesidad de fumar? Puede ser después de comer, en fiestas, al conducir, mientras tomas café o después del sexo, entre otras. Estas situaciones son tus desencadenantes y al estar en ellas, tu cerebro cree que es el momento oportuno para sacar un cigarro y empezar a echar humo como chimenea. Una vez que hayas detectado cuándo tienes la necesidad de fumar, será más sencillo evitar esos momentos.
  • Sustituye. Muchas de las personas que han logrado dejar de fumar aseguran que sustituir el cigarro con otra cosa les ayudó a romper con el hábito. ¡Ojo! No se trata de que te retaques la boca de comida en cuanto sientas ansiedad, sino de que domines la necesidad. Puedes recurrir a las zanahorias, el chicle, una menta o un palillo.

Además, te sugerimos que:

  • En los momentos de estrés, intentes relajarte con una breve caminata.
  • Tira todo lo que tenga que ver con el hábito de fumar, como ceniceros, encendedores, pipas y demás.
  • Todo el dinero que te ahorras al no comprar cigarros puedes usarlo para darte un gusto.
  • Evita consumir té, café y bebidas energizantes, pues acabarás volviéndote adicto a la cafeína.
  • Acude a lugares y eventos en los que es imposible fumar.

¿Sabes de otra técnica para alejarse del cigarro de una vez por todas?

¿Sabías que tu cerebro envejece más rápido cuando fumas? Lee la nota completa aquí.
Lee una nota sobre cómo la falta de actividad física mata más personas que el tabaquismo, dando click acá.
Checa estos videos que te harán dejar de fumar, dando click de este lado.