¡Comparte en tus redes!

Aplica la inteligencia emocional en tu trabajo

Aplica la inteligencia emocional en tu trabajo

Aplica la inteligencia emocional en tu trabajo

Si la semana, el jefe, tus compañeros, el tránsito lento de camino a tu trabajo, el novio, novia, esposo o esposa o alguna otra circunstancia te hicieron enojar cuenta hasta diez y procura mantener la calma. Ser paciente y lo suficientemente inteligente como para mantener el buen ánimo te ayudará a resolver mejor las cosas, además de que disfrutarás de un buen trabajo en equipo junto con tus compañeros de trabajo.

Mantener una actitud positiva es indispensable para manejar adecuadamente tus emociones, y conducirte de esta forma te ayudará a no meter la pata y a que tus jefes y compañeros sean más amigables y atentos contigo. En otras palabras, la inteligencia emocional te da muchas ventajas.

Por ejemplo, si te muestras muy alterado(a) en la oficina haces que los demás trabajadores eviten estar contigo, que no te tomen en cuenta o simplemente que eviten hablarte con tal de no meterse en problemas (esto es más común en las relaciones jefe y subordinado). Cuando estás de mal humor constantemente o eres muy pesimista harás que la gente  que está alrededor de ti o que quienes colaboran contigo se sientan incómodos de trabajar cerca de ti, y cuando eso pasa se ven afectadas varias cosas, como tu rendimiento, productividad y entusiasmo. Si creas un ambiente propicio donde tus compañeros se sientan cómodos lograrás mejores oportunidades para ti mismo.

Tus compañeros de trabajo se sentirán más cómodos de trabajar contigo cuando controles tus actividades del trabajo y cuando te controles a ti mismo, procura sonreír la mayoría de las veces, así lograrás transmitir confianza y paz, además de un ambiente tranquilo y relajado. Cuando sonríes los demás se contagian y la armonía se va expandiendo, el buen y el mal humor son como virus que van contagiando a las personas de un determinado lugar, por esa razón debes trabajar en mantenerte siempre confiado y con una actitud positiva. Si alguien de la oficina te cae mal procura olvidarte de sus defectos y trata de ver los aspectos positivos, concéntrate en sus características agradables.